Loading...

martes, 31 de marzo de 2015

Nadie recibió a la brigada médica

Nadie recibió a la brigada médica
[31-03-2015 04:32:09]
Arnaldo Ramos Lauzurique
Economista

(www.miscelaneasdecuba.net).- Después de casi 6 meses de permanencia en
África -tratando a enfermos de ébola- regresó el pasado 23 de marzo,
una parte de los 256 colaboradores que se enviaron, en total 150. De
este grupo hubo que lamentar dos bajas, al morir de paludismo: Guillermo
Villafranca Antigua y Jorge Juan Guerra Rodríguez.
Habría que destacar que entre los que retornaron está el Dr. Félix Báez
Sarría, que enfermó de ébola y fue trasladado para su curación a Suiza.

Aún se recuerdan las despedidas que se efectuaron a las diferentes
brigadas. La que partió a Sierra Leona, Raúl Castro en persona, le dio
un apretón de manos a cada uno de sus integrantes y a los que viajaron a
Liberia y Guinea Conakry les dio un abrazo individual.

Sin embargo en el momento del recibimiento de los que cumplieron su
misión, no hubo ninguna personalidad presente, ni siquiera el ministro
de Salud Pública, ni un vice ministro; y por supuesto Raúl Castro no
apareció por todo aquello, no se arriesgó a estar en el aeropuerto, ni a
saludarlos, aunque fuera de lejos.

Pasaron del avión, hacia unos ómnibus, con rumbo al centro destinado a
que pasen por un proceso de vigilancia epidemiológica.

Es de esperar que el Presidente y Jefe de Todo, los bese y los abrace
cuando no haya ningún riesgo, ya que les debe el reconocimiento recibido
de las instituciones internacionales. Cuando esto ocurra no habrá dudas
que algo inventarán para justificar el tiempo sin contacto público. Es
algo parecido a lo que Fidel Castro hizo con los 5 espías.

Source: Nadie recibió a la brigada médica - Misceláneas de Cuba -
http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/551a07293a682e0838f8f560#.VRqNUPmUc3Q

Empeora servicio asistencial

Empeora servicio asistencial
[31-03-2015 04:15:23]
Judith Muñiz Peraza
Red Cubana de Comunicadores Comunitarios

(www.miscelaneasdecuba.net).- La falta de organización, maltrato y mal
trabajo caracterizan a las tripulaciones de las ambulancias y los
paramédicos en todo el país lo que provoca dolor y sufrimiento a
familiares; así como pérdidas de vida de algún que otro paciente, por no
tener una asistencia adecuada y en su momento, algo que se ha tornado en
una situación normal.
Al policlínico de Veguita, en el municipio de Yara, provincia Granma,
llegó Felicia Díaz Fonseca acompañada por sus hijos Mariela y Jorge
Sarmientos, su asistencia al centro de salud se debió a que presentaba
fuerte dolor de cabeza, presión alta y calambre en los brazos, por lo
cual la doctora de guardia decidió remitirla de urgencia al Hospital
Celia Sánchez Manduley de Manzanillo.

Al solicitar el servicio de la ambulancia se tuvo que esperar desde las
8 y 30 pm hasta las 11 pm, lo que permitió aumentara la gravedad de la
paciente a la que afectó una isquemia cerebral, quedándole inmóvil las
piernas y el brazo izquierdo. La médico hizo varias llamadas reclamando
la ambulancia, pero sin ningún resultado.

Cuando arribó al hospital, Felicia fue ingresada en la sala 1A Ictus, y
trataron de estabilizarla con distintos medicamentos, pero ya era
demasiado tarde, porque no se constataban sus reacciones. A pesar de
ello sobrevivió, y a los 6 días fue trasladada a la Sala 21, que no
tenía las condiciones adecuadas para la paciente.

En el mismo día hubo que llevarla de nuevo a la sala 1A, porque sufrió
una recaída. El médico de guardia explicó que cuando la trasladaron para
la sala 21, no se había tenido en cuenta sus condiciones y producto de
ello podría tener como consecuencias quedar con secuelas para el resto
de su vida.

La mala asistencia médica que prestan muchos de los centros
asistenciales cubanos a los pacientes nacionales trae aparejado
situaciones como la de Felicia a la que la seguirá la incapacidad para
moverse y la necesidad de depender de alguien, lo que afecta también a
la familia, no solo emocionalmente, sino desde el punto de vista
material, ya que alguno de sus familiares tendrá que estar
constantemente con ella.

Esta es la realidad de la salud pública cubana.

Source: Empeora servicio asistencial - Misceláneas de Cuba -
http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/551a033b3a682e0838f8f55c#.VRqNV_mUc3Q

Cartelito impreciso

Cartelito impreciso
[31-03-2015 03:53:55]
Enrique Díaz Rodríguez

(www.miscelaneasdecuba.net).- Hospital cubano exhibe nota que genera
dudas por resultar un tanto imprecisa.
El Hospital Ortopédico Frank País García, enclavado en el municipio
Lisa; dio a conocer mediante un cartel ubicado en su entrada la
siguiente nota:

ESTE HOSPITAL ATIENDE CASOS ELECTIVOS---NO HAY SEVICIO DE
USGENCIAS---DIRECCION.

La nota ha generado dudas al ser leída por las personas que acuden al lugar.

De hecho, la información me fue proporcionada por un amigo, el cual a
pesar de su vasta cultura, quedó impactado por la falta de claridad en
el texto.

La palabra electivos denota cierta discriminación.

Electivos: da la sensación de favoritismo, da la sensación de
encontrarnos en un centro de salud destinado solo a personas elegidas o
favorecidas para recibir atención médica.

Se puede pensar que el Hospital (el cual es uno de los mejores en
materia de ortopedia en el país) se reserva el derecho de escoger a sus
pacientes: acción en total oposición con los principios de la medicina
revolucionaria, tan esgrimidos por el gobierno cubano.

Para mayor confusión agregan que no poseen un servicio de urgencias
capaz de socorrer un accidentado.

Esto último es algo fuera de lo común, pues un centro de salud de tal
envergadura, debe contar siquiera con un botiquín para primeros auxilios.

Dice el refrán que no hay palabra mal dicha, solo mal interpretada.

Créanme que antes de escribir al respecto, me persone en el lugar y
halle a unas cuantas personas desconcertadas por las palabras en el
cartelito.

Insto a la dirección del Hospital, artífices de la situación, a revisar
lo escrito.

No es justo que quienes cuiden la entrada del mismo, hagan las veces de
papagayos aclarando el asunto.

Total, barbaridades más grandes se han cometido en el sistema de salud
pública cubano, y nada ha pasado.

Source: Cartelito impreciso - Misceláneas de Cuba -
http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/5519fe333a682e0838f8f557#.VRqNY_mUc3Q

La odisea de una familia cubana

La odisea de una familia cubana
ORLANDO DELGADO | La Habana | 31 Mar 2015 - 4:47 am.

Los padecimientos de una niña aquejada de una rara enfermedad y la pobre
atención de las autoridades ante este caso especial.

Joan Cruz y su esposa Erlinda Noris no han tenido un día de sosiego
desde el nacimiento de su hija Olivia en octubre del 2011. Con apenas
unas horas de nacida, la bebé no tenía fuerzas para lactar ni siquiera
la leche materna. Pero el reclamo de Erlinda de que le suministraran
leche del banco del hospital Ramón González Coro (Antiguo Sagrado
Corazón) nunca fue atendido.

A diez horas del parto, es la propia madre quien le descubre a la
pequeña una hipoglicemia, al notar una moratura en la comisura de sus
labios. La revisión médica rutinaria por parte del pediatra y los
enfermeros no la detecta y, cuando la madre da la voz de alarma, los
médicos se apresuran tardíamente a atender a la pequeña. Como Olivia
vuelve a presentar otro cuadro de hipoglicemia con apenas dos días de
nacida, los médicos le suministran antibióticos y otros medicamentos
fuertes para salvarle la vida y cubrir alguna sepsis que al final nunca
apareció.

Apenas comenzaba el largo calvario de estos padres con su hija. A los
dos meses de vida, el médico de la familia detecta que la pequeña no
puede seguir los objetos con la vista y es remitida al Pediátrico de
Centro Habana, donde la oftalmóloga sugiere lo que es un síntoma de un
padecimiento muy poco común: hipoplasia del nervio óptico o atrofia del
mismo. La sospecha de la especialista fue confirmada en el Hospital
Oftalmológico Ramón Pando Ferrer y los exámenes realizados añadieron que
la pequeña iba a tener muy baja visión.

Además de ello, se detecta que la pequeña Olivia Cruz presenta otros
serios problemas neurológicos que afectan su capacidad de habla y
locomoción. Para este caso único todavía los especialistas médicos
cubanos no han determinado un diagnóstico claro, lo que ha conllevado a
que la pequeña Olivia carezca de tratamiento. La literatura médica al
respecto baraja dos enfermedades posibles: displasia septo-óptica o
síndrome de Morsier.

Desde el nacimiento de la bebé, los padres han vivido un azaroso y
frustrante proceso de gestiones para que su hija reciba un tratamiento
altamente especializado y personalizado, pero en su camino han
encontrado innumerables obstáculos y muy poca ayuda gubernamental.

El padre Joan Cruz comenta que los médicos no le han dado orientación
alguna de cómo deben enfrentar la crianza y desarrollo de su hija, con
esas discapacidades tan poco comunes para el campo de la neurología, la
oftalmología y neurooftalmologia. Esto ha sucedido, en parte, porque los
especialistas cubanos anteriormente no se habían enfrentado a un caso
tan inusual y único como el de Olivia. Los médicos le han explicado a
los padres que deben esperar a que la niña hable para poder medir cuán
baja es su visión. Pero para los padres esta respuesta es totalmente
insatisfactoria, pues ellos desean y exigen para su hija toda una
terapia personalizada.

En Cuba el círculo infantil para niños débiles visuales solo comienza a
partir de los cuatro años. Si un pequeño presenta problemas visuales
antes de esa edad, solo puede ir de manera ambulatoria al único centro
habilitado para ese fin: el Abel Santamaría, ubicado en el municipio de
Marianao. Pero esta familia vive en El Cerro, muy distante de ese centro
y, con los conocidos problemas del transporte público, se le dificulta
llevar y traer diariamente a la niña a ese lugar.

El padecimiento de Olivia ha conllevado que su madre Erlinda abandonara
su primer trabajo de maestra primaria y le sea imposible continuar con
el de trabajadora social en su humilde barrio de El Canal. Por atender
la enfermedad de su hija y los problemas de la casa, Joan perdió su
trabajo en el sector turístico y labora actualmente como trabajador
social, con un salario de 335 pesos (unos 14 CUC), totalmente
insuficiente para cubrir las necesidades más básicas. A pesar de esas
dificultades, tanto Joan como su esposa se han dado a la tarea de
investigar sobre la posible enfermedad de la pequeña e indagar en
soluciones, pues la atención y tratamiento recibido por los
especialistas a su entender ha resultado muy insuficiente.

Así, han podido averiguar que entre los posibles tratamientos se
encuentra la rehabilitación del nervio óptico a través de las células
madre. Aunque dicha técnica en el nervio óptico, todavía en fase de
experimentación y sin una base sólida de eficacia probada, solo ha
tenido ensayos en laboratorios de países altamente industrializados. Por
ello la pareja contactó con las autoridades de Salud en el país para una
posible ayuda, tanto económica como logística, para un tratamiento en
uno de estos países.

Pero la burocracia y la desidia han hecho de las suyas dentro del
Ministerio de Salud Pública. Cuenta Joan que ellos le entregan el
expediente médico de Olivia con todos los exámenes realizados a la
doctora Milagros Santacruz, del Programa de Atención Materno-Infantil
(PAMI), y ella les explica que el caso se va a tramitar ante la comisión
correspondiente. Pero nunca hubo una respuesta satisfactoria.

Tiempo después, cuando Joan va a buscar el documento, una funcionaria le
explica que el expediente está en otro departamento y que las
solicitudes materiales hechas ante otros organismos habían sido
atendidas. Entre ellas, los padres de Olivia habían solicitado una
escuela infantil, una chequera bajo el concepto de madre cuidadora y un
refrigerador, pero —arguyen los padres— lo expuesto en ese papel era
falso, incluso —según el padre de la niña— "los médicos y especialistas
se adjudican gestiones personales hechas por nosotros como la atención
recibida en el Centro de Rehabilitación Las Praderas y en el Centro
internacional de Restauración Neurológica (CIREN)".

A la impugnación de los padres, las autoridades solo pudieron aludir
que se habían equivocado de expediente al confundirlo con el de otra
persona, pero el nombre que aparecía en ese papel era el de Olivia y no
el de otra persona. Casualmente, un tiempo después misteriosamente el
expediente del caso 2039 se extravía sin que nadie hasta la actualidad
pueda dar explicación alguna.

Por si esto no bastara, el pasado 4 de febrero, después de intensas
gestiones ante las autoridades de Salud, los padres obtienen la
respuesta final del Ministerio por medio del jefe del Departamento del
Adulto Mayor, Asistencia Social y Salud Mental, Alberto Fernández Seco,
quien deniega la posibilidad de cualquier ayuda para realizar la
compleja rehabilitación en el exterior y consigna que toda la ayuda
posible ya ha sido dada, con lo cual la responsabilidad gubernamental
quedaba saldada.

A su vez, la más perentoria de las solicitudes hechas a Asistencia
Social —la necesidad de un refrigerador donde poder conservar los
alimentos de la pequeña en un país de altas temperaturas— nunca fue
satisfecha. En su lugar las autoridades les donaron un colchón camero,
un pequeño aparador, seis sábanas, un juego de ropa para la niña y unas
sandalias. Con ello, según la respuesta oficial que Erlinda Noris tiene
en su poder, "se cubrió algunas de sus necesidades en el tiempo
establecido".

En la respuesta de Asistencia Social se añade que después de haber
valorado con la Dirección Provincial de Salud el caso se determinó que
la niña debe ser intervenida quirúrgicamente "por lo que en este momento
usted se encuentra en espera de un viaje al exterior, ya que este tipo
de operación no se realiza en nuestro país". Esta respuesta, falsa en su
totalidad, contrasta con la dada precisamente por Salud Pública quien
descarta cualquier ayuda en ese sentido.

A esto se añade que por ser el padecimiento de la pequeña un caso
novedoso para la ciencia médica su madre no es apta ni para una ayuda en
dinero (conocida en Cuba como chequera) ni la dieta que el Gobierno
ofrece a ancianos enfermos y a otros casos sociales más típicos. Erlinda
Noris pudo conseguir, por su antiguo puesto como trabajadora social, una
magra ayuda en alimentos consistente en un kilo de arroz, frijoles,
chícharos, tres paquetes de pasta con frecuencia mensual y dos bolsitas
de aceite cada dos meses. Todo lo cual resulta en extremo insuficiente
para cubrir las necesidades de una pequeña necesitada de una
alimentación especial y reforzada. Sin embargo, tiempo después esa
imprescindible ayuda les fue retirada simplemente porque se consideró
que la niña no presentaba más dificultades.

Joan y Erlinda han agotado todas las posibilidades de ayuda tanto con
las autoridades de su municipio como con las máximas autoridades del
país. Cartas al Ministro de Salud Pública, al Departamento de Atención a
la Población del Consejo de Estado han quedado sin respuesta. El padre
ha pedido entrevistas personales con el Ministro de Salud, con el
vicepresidente Miguel Díaz-Canel, y en ninguna de esas instancias ha
hallado cooperación. Joan logró entrevistarse con el vicepresidente del
Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, Fernando González, para ver
qué tipo de ayuda podía ofrecerle y este señor le expresó que en ese
momento no tenía respuesta y que tramitaría su caso con el Partido
Comunista. Hasta hoy no ha recibido respuesta alguna.

De una forma u otra el Gobierno ha violado en el caso de Olivia Cruz
Noris varios artículos de la Convención sobre los Derechos del Niño de
1989, la cual firmó en enero de 1990 y ratificó en 1991, sobre todo en
lo relativo al interés superior del niño (art. 3) al respeto de las
autoridades hacia los padres (art. 5), al acceso a una información
adecuada, (art.17) al de niños o niñas con necesidades especiales (art.
23), al de la seguridad social (art. 26) y al relacionado con el nivel
de vida (art. 27).

Ante el desdén de las autoridades de salud con respecto a la atención
que conlleva el caso de la pequeña Olivia, su padre ha hecho todas las
gestiones posibles ante las organizaciones internacionales de salud o
relacionadas con la infancia radicadas en Cuba, pero estas no han dado
resultado alguno. En la sede de la Organización Mundial de la Salud
(OMS) no lo dejaron pasar, en la sede del Fondo de Naciones Unidas para
la Infancia (UNICEF) y en Caritas Habana le explicaron que no atienden
casos personales.

Joan ha pedido apoyo ante varias embajadas extranjeras y ante la Oficina
de Intereses de Estados Unidos en La Habana, pero una ayuda por parte de
esos países podría darle a un caso estrictamente humanitario un matiz
político. Sin embargo, por hacer todas estas gestiones en favor de su
hija, tanto Joan como Erlinda han recibido el calificativo de
"contrarrevolucionarios" por parte de funcionarios de Salud Pública y
algunos compañeros de trabajo.

Lo único que piden, tanto Joan como su esposa Erlinda, es saber cómo
tratar la hipoplasia del nervio óptico, conocer si existe una
investigación o tratamiento sobre este mal para saber actuar ante la
severa discapacidad de su pequeña hija y con ello poder ofrecerle a la
niña una mejor calidad de vida. Con ese afán es que dan a conocer el
caso de manera pública con el objetivo de recabar la solidaridad de
cualquier persona o institución en el mundo que los pueda ayudar. Esa es
su máxima aspiración y mayor anhelo.

Source: La odisea de una familia cubana | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1427727982_13668.html

Jamaica - Agreden 'brutalmente' a dos enfermeras cubanas

Jamaica: Agreden 'brutalmente' a dos enfermeras cubanas
AGENCIAS | Kingston | 31 Mar 2015 - 7:48 am.

Las dos mujeres, que trabajaban en una pequeña comunidad costera en el
noreste de ese país, permanecen hospitalizadas.

Dos enfermeras cubanas fueron "brutalmente atacadas y lesionadas" por un
hombre armado que entró a la fuerza en su residencia en la pequeña
localidad, donde ofrecían servicios médicos gratis, informó el
Ministerio de Salud de Jamaica.

El ministro de Salud, Fenton Ferguson, dijo que la agresión del lunes a
las mujeres, en la localidad de Buff Bay, es "imperdonable,
especialmente porque (las enfermeras) se han comprometido a servir a las
personas de esa comunidad", reporta AP.

Ferguson dijo que las enfermeras permanecen hospitalizadas en estado
estable. Las dos profesionales estaban trabajando en la pequeña
comunidad costera en el noreste de Jamaica.

Daryl Vaz, parlamentario que representa a la zona, dice que la policía
detuvo a un sospechoso.

Jamaica es uno de los países del Caribe con proyectos de salud con el
Gobierno cubano, que incluyen envío de personal médico.

Source: Jamaica: Agreden 'brutalmente' a dos enfermeras cubanas | Diario
de Cuba - http://www.diariodecuba.com/cuba/1427784485_13682.html

lunes, 30 de marzo de 2015

El Gobierno ordena a los celiacos 'inscribirse' para comprar en la panadería sin gluten

El Gobierno ordena a los celiacos 'inscribirse' para comprar en la
panadería sin gluten
DDC | La Habana | 30 Mar 2015 - 4:35 pm.

De momento, este tipo de instalaciones solo funcionarán en la capital.

Los pacientes celíacos de La Habana tendrán que "inscribirse" a partir
de este lunes para poder ser clientes de la panadería-dulcería La
Antigua Chiquita, primera en Cuba que se dedicará a la elaboración y
venta de productos sin gluten, informaron medios oficiales.

Ubicada en la Avenida Salvador Allende, de Centro Habana, la instalación
abrirá sus puertas "en los próximos meses" para atender exclusivamente a
personas afectadas por ese trastorno en el intestino delgado, que les
impide asimilar dicha proteína de reserva, presente en los cereales como
el trigo, la cebada, el centeno y la avena.

Luis Carlos Góngora, director de la Empresa Provincial de la Industria
Alimentaria, explicó que, en una primera etapa, el proyecto responderá a
las necesidades de los pacientes celíacos de La Habana, y paulatinamente
extenderá sus servicios a las provincias del occidente.

"De ahí que, por el momento, solo deberán presentarse en la unidad las
personas intolerantes al gluten residentes en la capital", aclaró el
directivo.

Para inscribirse, los interesados deben llevar un certificado médico, el
carné de identidad y vías de contacto.

La empresa española Indespan donó la tecnología y la materia prima
necesaria "para adiestrar a los maestros panaderos y dulceros que
asumirán esta sensible tarea", indicó la agencia oficial AIN.

La población celiaca no rebasa hoy en todo el país las 800 personas,
según estimaciones oficiales.

Source: El Gobierno ordena a los celiacos 'inscribirse' para comprar en
la panadería sin gluten | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1427729759_13671.html

Cruz Roja ampliará su presencia en Cuba tras normalizarse la relación con EEUU

Cruz Roja ampliará su presencia en Cuba tras normalizarse la relación
con EEUU
AGENCIAS | Ciudad de México | 29 Mar 2015 - 4:50 pm.

Se trataría de 'actividades diferentes', porque 'en Cuba no hay una
situación de violencia como la que existe en América Central', dice el
presidente regional del organismo.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) estimó que se abren
posibilidades y más espacios para el trabajo humanitario en Cuba, a
partir de la normalización de las relaciones con Estados Unidos.

El jefe de la delegación del CICR para México, América Central y Cuba,
Juan Pedro Schaerer, dijo en entrevista con Notimex en San Salvador que
espera reforzar el trabajo en la Isla.

"Con el proceso de normalización de las relaciones entre Cuba y Estados
Unidos hay también oportunidades para el CICR, para abrir nuevos
espacios de colaboración", indicó. Aclaró que se trata de "actividades
diferentes" a las que usualmente realiza el CICR, "porque en Cuba no hay
una situación de violencia como la que existe en América Central".

"Hemos venido trabajando con las autoridades (cubanas) sobre temas como
el desarrollo del derecho internacional humanitario y organizamos
capacitaciones para las fuerzas armadas sobre este tema", apuntó.

El jefe regional del CICR informó que como parte del fortalecimiento del
trabajo en la Isla, el próximo mes se emprenderá un curso para
prepararse ante posibles desastres naturales.

El diplomático suizo dijo que el curso, que durará entre dos y tres
semanas, se organiza con autoridades de Salud de Cuba y abarca
diferentes situaciones que surgen en una catástrofe natural.

"Veremos en el futuro cómo evoluciona la relación, pero se vislumbra
como bastante positiva y con la normalización de las relaciones con
Estados Unidos podría generar otras oportunidades de trabajo humanitario
para el CICR", puntualizó.

Schaerer dijo que si bien en Cuba no se tienen los conflictos de
violencia y grupos armados que se padecen en otros países de la región,
se requiere del apoyo para atender problemas sociales que afectan a la
población.

Con sede regional en México, el CICR tiene presencia permanente y
acciones de cooperación en El Salvador, Guatemala, Honduras, Panamá y Cuba.

Source: Cruz Roja ampliará su presencia en Cuba tras normalizarse la
relación con EEUU | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1427640589_13651.html