Loading...

viernes, 24 de octubre de 2014

Agua estancada potencial foco de dengue en fuentes del zoológico

Agua estancada potencial foco de dengue en fuentes del zoológico
Ultima actualización 24.10.2014 16:16

Desde el municipio de Plaza, donde está ubicado uno de los parques
zoológicos de la capital, Miladys Carnel González denuncia que en sus
instalaciones hay una fuente que no tiene el surtidor de agua
funcionando, pero que se encuentra llena, por las lluvias ocurridas en
estos días.

La fuente se encuentra al lado de las jaulas de los leopardos, y en su
interior hay una gran suciedad, se acumulan las hojas de los árboles y
latas de refresco. Muy significativa, además, es la presencia de huevos
y larvas de mosquitos, acompañados de guajacones.

De todos es conocido que una especie de mosquito es el transmisor del
dengue, enfermedad endémica del país, y que el Gobierno anuncia
constantemente que combate en los hogares. Sin embargo, en este centro
de recreación donde acuden tantos niños, y en particular en este lugar,
no se hace algo para que los que se sienten en la orilla de la fuente no
sean picados por estos infecciosos insectos.

Este zoológico es una construcción que se inauguró el 24 de octubre de
1939, durante el gobierno de Federico Laredo Bru. Su área total es de 24
hectáreas y fue instalado en la calle 26 en el Nuevo Vedado, reconocido
por las figuras de dos venados que tiene a su entrada.

En la actualidad, ha sufrido muchos cambios, y sobre él influye el
deterioro del pasar de los años y el abandono notable al que está sometido.

Source: Agua estancada potencial foco de dengue en fuentes del zoológico
-
http://www.martinoticias.com/content/agua-estancada-y-foco-de-dengue-fuentes-zoologico/78204.html

Ébola, embargo y editoriales

Ébola, embargo y editoriales
En los recientes esfuerzos contra el embargo, The New York Times ha
visto una oportunidad para mantener una presencia importante para el
público liberal y de izquierda
Roberto Madrigal, Cincinati | 24/10/2014 5:19 pm

Primero fue el editorial pidiendo el fin del embargo, en el cual con una
afectada pretensión de objetividad, se reunían unas cuantas verdades y
otras medias verdades a modo de poner una de cal y una de arena. Lo
erróneo no fue lo que se dijo, sino los vínculos que se establecieron
entre los postulados y la conclusión traída por los pelos.
Pocos días después, para volver a tropezar con la misma piedra, sale el
editorial sobre la presencia médica cubana en África para combatir el
ébola, en el cual, para rematar, relacionaban la necesidad del fin del
embargo con la ayuda de los médicos cubanos.
No es la primera vez que The New York Times se pronuncia
disparatadamente con respecto a Cuba, ni la primera vez que los médicos
cubanos son enviados en brigadas de ayuda médica a países del Tercer
Mundo. Castro siempre ha utilizado la buena voluntad como moneda de
cambio y de chantaje. Esto tampoco le resta importancia a este diario,
probablemente el más leído y respetado en el mundo entero, con una
reputación de periodismo agudo y cuestionador que se ha ganado,
merecidamente, tras 163 años de publicación continua.
No me interesa disputar lo que se alega en los editoriales citados tanto
como preguntarme las razones por las cuales lo hacen ahora. Cuál puede
ser la oportunidad que se le ofreció al periódico y el pensado beneficio
que obtendrá al publicar esa opinión en este preciso momento.
La prensa americana, plana y televisiva, siempre se ha vanagloriado de
su objetividad, aunque este es un concepto a veces relativo y con
fronteras que a cada rato se desplazan en diferentes sentidos. A
diferencia de Europa, en donde muchos periódicos siempre han respondido
a una línea partidista o a una bien definida línea política, en donde
los lectores, siempre avisados, escogen sus medios de información según
sus preferencias políticas e ideológicas, en los Estados Unidos ha
existido muy poca diferencia entre la mayoría de los periódicos de peso
nacional. Los matices se movían dentro de un espectro limitado.
Desde que apareció la prensa virtual, la blogosfera y la posibilidad de
obtener información variada e inmediata a través de la internet, los
diarios impresos (y los noticieros televisivos), para subsistir a la
continuada pérdida de lectores que ha obligado a reducir presupuestos,
cancelar servicios y cesantear periodistas, se han volcado a la opinión
y al reforzamiento de la política editorial como atracción principal a
sus lectores y a sus audiencias. Se han transformado un poco al viejo
estilo europeo y ahora se han definido ideológicamente.
En la televisión la alineación político-ideológica está bien clara. Fox
representa a la derecha y defiende ciegamente al partido Republicano.
MSNBC es el paladín de la izquierda y defensor a ultranza del partido
Demócrata. No se pretende objetividad, sino una postura política sin
matices. CNN trata de mantener un frágil equilibrio para atraer al
centro y a quienes no tienen una total definición partidaria.
Esto es un poco más pantanoso en la prensa plana, pero a medida que han
perdido relieve nacional periódicos como Chicago Tribune y su ahijado
The Los Angeles Times,The New York Times ha ascendido casi en solitario
a acaparar el terreno del centro-izquierda y de la muy tímida izquierda
convencional, que es más bien de limosina.
Su creciente radicalización se debe también a la necesidad de mantener
una identidad en oposición a los otros tres diarios más leídos en el
país: USA Today, The Wall Street Journal y The Washington Post. Los dos
primeros hace tiempo que funcionan en la derecha. El último ha dado un
giro tremendo en el último año, desde que pasó a manos de una
corporación creada por Felipe Bezos, el creador, dueño y señor de
Amazon. También ha formado alianzas temporales de colaboración con los
principales diarios europeos de centro-izquierda como The Guardian, El
País, Der Spiegel y Le Monde.
Dada la poca diferencia de principios ideológicos entre el establishment
de izquierda y el de derecha, (más allá de las delirantes acusaciones de
los extremistas de ambos bandos, todos están unidos en tratar de
conservar el status quo), los políticos americanos se definen en base a
poses o gestos que realizan con respecto a causas, hechos significativos
y situaciones emergentes.
En los recientes esfuerzos de algunos grupos de cabildeo contra el
embargo, cuyas voces han alcanzado más resonancia, en las encuestas
realizadas en el sur de la Florida sobre la posición actual de la
comunidad cubana con respecto al embargo y en los recientes cambios de
la Unión Europea con respecto al comercio con Cuba, The New York Times
ha visto una oportunidad para expresar una posición que lo mantenga como
una presencia importante para el público liberal y de izquierda. La
prensa no hace política, se beneficia de ella mediante la influencia que
tenga sobre sus lectores.
Se ha dicho que el responsable de estos editoriales fue el periodista
Ernesto Londoño. No lo sé, aunque sí firmó el comentario a la respuesta
de Fidel Castro al primer editorial. Londoño es colombiano. Vino a
Estados Unidos en 1999 a cursar estudios de periodismo y de asuntos
latinoamericanos a University of Miami, donde fue galardonado por su
labor periodística en el periódico de la universidad. Cubrió noticias
locales para Dallas Morning News y luego pasó a The Washington Post, de
donde se despidió hace dos meses para pasar a la junta editorial de The
New York Times. Tiene gran experiencia reportando desde Kabul, Bagdad y
El Cairo, en donde ha sido ubicado en medio de los conflictos. Sin
embargo, más allá de ser colombiano, de sus estudios universitarios y de
su posible interacción con miembros de la comunidad cubana miamense, su
experiencia con respecto a Cuba se limita a cubrir la prisión de la base
de Guantánamo. Pero como todos los gatos latinoamericanos somos pardos
ante la mirada anochecida de los americanos, pues un colombiano debe
ser, en consecuencia, un experto en Cuba.
Quizá su desconocimiento lo llevó a redactar sus paniaguados argumentos
que le valieron unos pescozones editoriales del mismísimo Fidel Castro.
Quizá por ello también se le olvidó mencionar que es claro que el de
Cuba es el único gobierno que puede decidir enviar centenares de médicos
en una misión internacionalista, porque es el dueño de sus destinos y
los profesionales no tienen alternativas. No se cuestionó como un país
en el cual los pacientes tienen que llevar sábanas limpias y bombillos a
los hospitales, puede decidir en unas horas el envío de médicos a otro
continente.
Más allá que el envío de personal calificado de las fuerzas armadas, los
Estados Unidos y otros países no tienen poder para decidir a dónde van
los médicos. Esto se hace mediante organizaciones no gubernamentales y
la participación voluntaria de los especialistas de la salud. Para que
estos trabajen hombro con hombro junto a los cubanos en una situación de
emergencia no hace falta, ni la ha hecho en el pasado, ningún cambio
político.
De todos modos, Cuba no es más que una oportunidad de alineamiento
ideológico para The New York Times, lo cierto es que Cuba y los cubanos
le importan bien poco al diario y al gobierno americano. Nunca han
abandonado el concepto que expresara en 1946 el entonces embajador
americano en Cuba, Henry Norweb, sobre los cubanos: "...poseen el
encanto superficial de niños listos mimados por la naturaleza y la
geografía, pero bajo esa superficie combinan las peores características
de una desafortunada mezcla e interpenetración de las culturas española
y negra: son vagos, crueles, inconstantes, irresponsables y de una
deshonestidad innata".
Nada molesta más al hombre y al intelectual condescendiente del primer
mundo que a quienes percibe como indios con levita, calificación que se
dice nos endilgó como pueblo Sara Bernhardt en 1887. Pero de entonces a
estas fechas los cubanos hemos perdido la levita y nos hemos convertido
en objeto de interés folclórico. Resulta irresistible tomar la pose de
defender a esa pequeña islita, enfrentada al gigante que la bloquea,
poblada de andrajosos que enarbolan sus fusiles y levantan sus puños
para defender su patria y su anacrónico sistema de gobierno. No importa
que ya nadie se lo crea. Vestimos bien a los paternalistas.
Este texto también aparece en Diletante sin causa.

Source: Ébola, embargo y editoriales - Artículos - Opinión - Cuba
Encuentro -
http://www.cubaencuentro.com/opinion/articulos/ebola-embargo-y-editoriales-320671

México pagará equipamiento para médicos cubanos que combaten el ébola en Africa

México pagará equipamiento para médicos cubanos que combaten el ébola en
Africa
Martinoticias.com
Ultima actualización 24.10.2014 14:23

México y Cuba acordaron unir esfuerzos para contribuir a atender la
epidemia del ébola en países de África, informa un comunicado divulgado
el viernes por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México.

México hará una contribución financiera a la Organización Mundial de la
Salud para comprar el equipamiento de las brigadas cubanas de
infectólogos, epidemiólogos y enfermeros que se trasladarán a Liberia,
Sierra Leona y Guinea.

La Cancillería explicó que la organización sanitaria asegurará que el
equipamiento de los profesionales cuente con los más elevados estándares
técnicos ante las características del virus del ébola.

"La salud pública constituye una alta prioridad para los gobiernos de
México y Cuba, conscientes por ende que las enfermedades no conocen
fronteras y deben atacarse de manera coordinada a nivel mundial, en
función de las capacidades de cada país. Como expresión plena de su
cooperación y solidaridad internacional frente a una de las mayores
emergencias de salud pública en tiempos recientes que ha golpeado a un
grupo de países de África Occidental, los gobiernos de Cuba y México han
decidido unir fuerzas para contribuir a atender la epidemia del ébola en
esos países", asegura la nota de la Cancillería.

Source: México pagará equipamiento para médicos cubanos que combaten el
ébola en Africa -
http://www.martinoticias.com/content/mexico-pagara-los-trajes-de-medicos-cubanos-que-combaten-el-ebola/78203.html

México financiará equipamiento para las brigadas médicas cubanas en África

México financiará equipamiento para las brigadas médicas cubanas en África
DDC | Ciudad de México | 24 Oct 2014 - 6:47 pm.

La OMS asegurará que se cuente con los más elevados estándares técnicos
ante las características del virus, dijo la cancillería mexicana.

México y La Habana acordaron unir esfuerzos para contribuir a atender la
epidemia del ébola en países de África, informó en el DF la Secretaría
de Relaciones Exteriores (SRE).

En atención al llamado internacional de la Organización Mundial de la
Salud, el Gobierno mexicano dijo que hará una contribución financiera a
este organismo internacional para equipar a las brigadas cubanas de
infectólogos, epidemiólogos y enfermeros que se trasladarán a Liberia,
Sierra Leona y Guinea, publicó el diario local La Jornada.

La cancillería explicó que la OMS asegurará que el equipamiento de los
profesionales cuente con los más elevados estándares técnicos ante las
características del virus del ébola.

Añadió que con estas acciones, "México y Cuba hacen patente una vez más
su voluntad de sumar esfuerzos y cooperar juntos a favor de terceros
países".

Source: México financiará equipamiento para las brigadas médicas cubanas
en África | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1414169243_10954.html

Está justificada la fama de la calidad de los médicos cubanos? - CubaEncuentro

¿Está justificada la fama de la calidad de los médicos cubanos?
Cuestionan la capacidad de los facultativos debido a una preparación
acelerada, así como hay quejas de estudiantes extranjeros que cursaron
la carrera en la Isla
Redacción CE, Madrid | 24/10/2014 5:14 pm

Con esta pregunta BBC Mundo titula un artículo al respecto. Difícil la
respuesta en un asunto en que inevitablemente —y de forma negativa, cabe
agregar— la política se mezcla con la labor humanitaria.
La existencia de una causa justa no le resta un ápice a un objetivo
primordial de la campaña en favor de la lucha contra el ébola en África
y la participación de los miles de médicos cubanos que brindan sus
servicios en decenas de países en todo el mundo: el interés del gobierno
de los hermanos Castro por mantener sin cambio su poder.
El sacrificio de miles de cubanos —en muchas ocasiones brindando
asistencia médica en condiciones difíciles— contribuye al mantenimiento
de un gobierno dictatorial. No de una forma elemental. No se trata de
atacar o criticar la labor de los médicos, lo cual sería injusto.
Cualquier alivio del dolor y toda cura de un padecimiento son meritorios
en sí mismo. Pero hay dos males mayores que este esfuerzo dilata: la
permanencia de un gobierno que suprime las libertades individuales y el
encubrimiento de la ineficiencia de varios gobiernos —en especial en
Latinoamérica y principalmente en Venezuela y Brasil— para resolver sus
problemas.
El creciente envío de contingentes médicos a Latinoamérica y ahora a
África no es tampoco la razón principal del renacer del régimen de La
Habana, ocurrida en los últimos años. Más bien puede catalogarse de
consecuencia. La razón fundamental del "segundo aire" —o quinto o sexto—
que disfruta Castro es el chavismo en el poder en Venezuela y el alza
desmedida de los precios del petróleo. Pero este efecto, beneficioso
para miles de ciudadanos de otros países, también ha contribuido al
reforzamiento de un gobierno perjudicial para millones cubanos. Ahora
que los precios del crudo muestran un declive que al parecer se
mantendrá, y que el gobierno del mandatario venezolano Nicolás Maduro da
muestras constante de inseguridad, es lógico que La Habana esté
preocupada por nuevas fuentes de ingreso.
Es parte de la lógica de un sistema, que para perpetuarse necesita
tanto un objetivo internacional como un enemigo externo: un modelo que
se repite en diferentes escenarios —y con diversos medios, tanto
pacíficos como violentos— y que siempre se empeña en subordinar el
destino nacional a un factor extranjero.
De acuerdo a un artículo de BBC Mundo aparecido en junio de 2013, el
Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba le informó a dicha
publicación que para esa fecha el contingente de cooperantes de la salud
incluía a 15.000 médicos, 2.300 oftalmólogos, 15.000 licenciados, 5.000
técnicos de la salud y 800 personas de servicio que trabajan en 60
países y generan ingresos millonarios. Las cifras más optimistas de
entonces hablaban de unos $5.000 millones al año.
Esos números se han incrementado en todos los renglones. En agosto de
ese mismo año se anunció la contratación, por parte del gobierno
brasileño, de 4.000 médicos cubanos para trabajar en áreas rurales y
aisladas del país.
De acuerdo a la organización Solidaridad Sin Fronteras, dirigida por
Julio César Alfonso, médico cubano que se exilió a EEUU en 1999, unos
5.000 médicos, enfermeras y terapistas cubanos han desertado de las
misiones internacionales en la última década, según una información
aparecida en el diario español El País el 5 de febrero de 2014.
Todos estos datos permiten volver a la interrogante al inicio de este
artículo, más allá de los aspectos políticos ya mencionados.
Cuba se ha labrado en el último medio siglo una imagen como potencia médica.
A los miles de médicos formados en la Isla desde el inicio de la
revolución liderada por Fidel Castro, se le suman las estadísticas que
demuestran que el país caribeño ha logrado mantener los principales
indicadores sanitarios al nivel de las naciones más desarrolladas, datos
que por otra parte no dejan de ser cuestionados.
¿Fama o mito?
Para el representante de la Organización Panamericana de Salud (OPS) en
Cuba, José Luis Di Fabio, el éxito de la medicina en la Isla, se debe a
la formación y al enfoque preventivo del sistema sanitario cubano.
"La formación médica en Cuba y el sistema de salud se basa en la
atención primaria, donde tenemos un médico de familia responsable de una
población de unas mil personas, donde hay una relación estrecha del
médico con la familia (...) Hay mucha experiencia en un trabajo de
promoción de la salud y prevención y mucho contacto con la comunidad",
dijo Di Fabio a BBC Mundo.
La salud en Cuba es pública, gratuita y muchas medicinas están
subvencionadas. No existen hospitales privados ni seguros médicos.
Además, la enseñanza de la medicina también gratis. La carrera básica se
estudia por seis años y es muy práctica. Desde el segundo año los
alumnos cambian las aulas por salas de hospitales, y atiende pacientes
con todo tipo de enfermedad.
Sin embargo, constantemente quienes viven en la Isla recurren a sus
familiares en el exterior, para solicitarle desde medicinas hasta
sábanas y pañales sanitarios, que no hay en Cuba o se venden en CUC.
En los últimos años, la preparación de los médicos cubanos ha sido
puesta en tela de juicio en países como Brasil, Bolivia, Costa Rica o
Chile que han calificado de deficiente la formación de los doctores
cubanos que buscaban la revalidación en esos países.
A eso se suman las quejas de un grupo de estudiantes paquistaníes que
cursaron medicina en Cuba y al regresar a su país lamentaron que las
escuelas de medicina de la Isla estaban mal equipadas y la calidad de la
educación era inferior a la de Pakistán, por lo que no podrían aprobar
la prueba del Consejo Médico y Dental del país para revalidar sus títulos.
Algunos expertos aseguran que el deterioro de la medicina cubana se debe
en parte a las misiones de médicos al exterior.
La exportación de servicios médicos se ha convertido en una de las
principales fuente de ingresos para Cuba. Esta necesidad de formar más
médicos ha hecho que el gobierno recurra a la formación de especialistas
emergentes, graduando a alumnos de cursos más cortos.
Además, muchos de los médicos que Cuba envía a estas misiones aún no
están graduados de la carrera.
Como afirma el doctor Alfonso, algunos de estos médicos ni siquiera han
completado sus estudios en Cuba.
"Es un negocio perfecto porque ganas una gran cantidad de dinero y te
anotas el papel de héroe ante la comunidad internacional", dijo Alfonso
a BBC Mundo.
"Hay una crisis interna de la salud en Cuba que aumenta todos los años y
que experimenta un deterioro constante. Sin embargo crece y se abren las
puertas a la exportación de médicos, algo totalmente contradictorio",
declaró Alfonso a El Nuevo Herald el 5 de julio de 2013 "Es una prueba
del poco interés del gobierno de los Castro con el pueblo".

Source: ¿Está justificada la fama de la calidad de los médicos cubanos?
- Noticias - Cuba - Cuba Encuentro -
http://www.cubaencuentro.com/cuba/noticias/esta-justificada-la-fama-de-la-calidad-de-los-medicos-cubanos-320665

La dictadura cubana y su diplomacia de las batas blancas

La dictadura cubana y su diplomacia de las batas blancas
CARMEN MUÑOZCMUNOZCAMOS / MADRID
Día 24/10/2014 - 14.16h

La Cuba de los Castro saca pecho en el plano internacional por su
aportación a la lucha contra el ébola. La exportación de servicios
médicos es una de las principales fuentes de ingresos y de influencia
política para el país

Naciones Unidas y Estados Unidos, entre otros, han elogiado la
aportación de Cuba a la lucha contra el virus del ébola en África
Occidental. Esta semana, el régimen de La Habana ha enviado brigadas de
médicos y personal sanitario a Liberia y Guinea Conakry, que se han
sumado a las ya desplegadas en Sierra Leona. En Brasil, sus facultativos
atienden a los habitantes de las zonas más remotas, a donde no quieren
ir los profesionales brasileños. El último ejemplo: cuando un terremoto
sacudió Haití en enero de 2010, los primeros en llegar fueron los
médicos cubanos. Pero este altruismo tiene otra cara. Los Castro
aprovechan estas oportunidades para «brillar y ejercer la diplomacia de
las batas blancas a cambio de réditos políticos», mientras los cubanos
en la isla «sufren las numerosas carencias del sistema de salud»,
explican las fuentes consultadas por ABC.

La Red Cubana de Comunicadores Comunitarios -que desde ese país informa
sobre la lucha diaria de los ciudadanos- aseguraba esta semana que una
anciana de Holguín a la que le dolía la garganta fue conminada a
llevarse una cuchara de casa porque el policlínico cercano carecía de
depresores. Más grave es la falta de medicinas. La disidente Martha
Beatriz Roque, responsable de esa Red, asegura que tuvo que remover Roma
con Santiago durante una semana en La Habana para encontrar el
antibiótico que le hacía falta para su bronquitis.

El cubano corriente se queja asimismo de la falta de profesionales de la
salud por esta «exportación de servicios», la principal fuente de
ingresos de Cuba, por delante del turismo, las remesas de familiares en
el extranjero y la venta de níquel o azúcar. Raúl Castro ha afirmado
esta semana que más de 76.000 profesionales sanitarios cubanos trabajan
en 39 países, según informó Efe. Pero las cifras oficiales cubanas no
siempre coinciden. El pasado julio, la directora general del Ministerio
de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex), Dagmar González
Grau, indicó que 64.362 profesionales cubanos trabajaban en 91 países,
el 75% en el sector de la salud (unas 48.000 personas).

Las autoridades prevén ingresar este año más de 8.200 millones de
dólares por el trabajo de estos cubanos en el extranjero. Sin embargo,
La Habana retiene la mayor parte del salario que otros gobiernos le
abonan por sus médicos. Brasil paga más de 4.100 dólares por cada uno de
los 11.430 facultativos allí destinados, pero estos profesionales solo
reciben 1.245 dólares.

«Esclavos modernos»
«Son los esclavos modernos», señala a este diario María Werlau,
directora ejecutiva de Archivo Cuba, una ONG con sede en Washington.
Werlau maneja la cifra de 50.000-70.000 cooperantes cubanos, no solo de
la salud, desplegados en 68 países. Los médicos perciben un salario base
medio de 64 dólares mensuales, al que generalmente se suman bonos de
entre 100 y 300 dólares. Las largas jornadas laborales y los bajos
salarios son caldo de cultivo para la deserción. Entre octubre de 2009 y
septiembre de 2014, al menos 5.074 profesionales de la salud cubanos
desertaron a Estados Unidos, según cifras oficiales de este país.

La experta estadounidense desmiente que Cuba sea una «potencia médica»:
«Frente a los hospitales para turistas o la elite del Gobierno, los
ciudadanos están desatendidos, sufren la falta de material sanitario,
medicinas y ambulancias, así como unas instalaciones totalmente
inadecuadas». Cuestiona, por último, la formación de los facultativos
cubanos: «En general, la calidad de la enseñanza universitaria ha ido
decayendo por la prisa en contar con nuevos médicos para exportarlos,
crear capital político e influir en los organismos internacionales».

Source: La dictadura cubana y su diplomacia de las batas blancas -
ABC.es -
http://www.abc.es/internacional/20141024/abci-dictadura-cubana-diplomacia-batas-201410222020.html

Cuba y el ébola: ¿negocio o solidaridad?

Cuba y el ébola: ¿negocio o solidaridad?
Octubre 23, 2014

THE NEW YORK TIMES | diario estadounidense
Únicamente Cuba y unas pocas ONG están ofreciendo lo que se necesita con
mayor urgencia: profesionales preparados para atender pacientes

vs

THE WASHINGTON POST | diario estadounidense
La exportación de servicios médicos producirá un ingreso neto a Cuba de
8 200 millones de dólares en 2014, según un informe reciente en el
Días después de publicar un artículo titulado Cuba se coloca a la
vanguardia de la lucha contra el ébola, el diario español El País va un
poco más allá con un análisis sobre la cuestión. "El desembarco de batas
blancas en países diezmados por las carencias permite a Cuba prestigiar
su presencia internacional, rearmar su discurso conceptual sobre los
derechos fundamentales y promover alianzas gubernamentales en buena
parte de África, Asia y América Latina (...), donde se aprecian más las
vacunas y el esparadrapo que las exhortaciones a la democracia de las
potencias occidentales", escribe Juan Jesús Aznarez. Además, el
periódico se hace eco de la noticia de que los galenos que viajen a
África occidental y contraigan el virus, no serán repatriados.

"Aunque EE UU y otros países han ofrecido su disposición a contribuir
con dinero, únicamente Cuba y unas pocas organizaciones no
gubernamentales están ofreciendo lo que se necesita con mayor urgencia:
profesionales médicos preparados para atender pacientes", expresó el
editorial del diario The New York Times en que se alababa la implicación
de Cuba en el envío de recursos humanos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) elaboró una hoja de ruta el
pasado agosto para abordar la crisis causada por la epidemia. Ya
entonces se especificaban las necesidades de todo tipo que iba a
requerir un brote de tales características. Hasta el momento han
fallecido 4.877 personas de los 9.936 casos registrados (casi la
totalidad en África Occidental). Entre las afectados, hay 443
trabajadores de la salud, de los cuales 244 murieron.

La OMS necesita una ayuda financiera de unos 1.000 millones de dólares
para pagar los salarios de los profesionales, los materiales, los cursos
o las campañas informativas. La recaudación hasta el momento solo
alcanza un tercio y, si el brote se comporta según las predicciones del
organismo, las necesidades financieras podrían dispararse hasta los
20.000 millones.

Pero la OMS encuentra un problema más grave que la financiación: la
escasez de recursos humanos. "El dinero y los materiales son
importantes, pero esas dos cosas solas no pueden detener la transmisión
del virus de ébola. Los recursos humanos son claramente nuestra
necesidad más importante.", dijo su directora, la doctora Margaret Chan.

Cuba es un país económicamente quebrado, con un per capita de apenas
6.011 dólares (dato de 2011), pero tiene un de las más altas tasas de
médicos por 10.000 habitantes: 59. La Habana ha hecho de su poderío
médico un gran negocio y, s egún el diario oficial Granma, recibe más de
ocho mil millones de dólares anualmente por los servicios que presta en
el extranjero . El Gobierno vende el trabajo de los cooperantes
sanitarios a un precio alto y les paga salarios bajos (por ejemplo,
Brasil paga 4.300 dólares por cada médico cubano, que recibe en realidad
apenas 1.000 dólares).

¿Quién pagará los gastos y los salarios de los 461 médicos y enfermeros
comprometidos por el Gobierno de Raúl Castro para luchar contra el ébola
en África? Este dato sigue siendo secreto, y la directora de la OMS, en
general muy locuaz sobre las hazañas del régimen cubano en materia de
salud pública, no ha dicho una palabra sobre el asunto.

"Los críticos se han quejado de que Cuba ha comenzado a sacrificar la
salud de sus ciudadanos en casa para ganar dinero con el envío de
trabajadores médicos al extranjero, y las condiciones de estos
trabajadores de la salud han recibido críticas", señaló en un editorial
al respecto The Washington Post. El texto, titulado En la respuesta
médica al Ébola, Cuba aporta como nadie era elogioso en conjunto, motivo
por el cual fue reproducido por Cubadebate que, no obstante, agregó unas
rectificaciones -"El país ha emprendido un amplio plan de reparaciones
de sus instalaciones de salud y de perfeccionamiento de su sistema de
atención, profundizando en las insatisfacciones reconocidas con los
servicios"- que está por ver cuándo se materializarán.

Source: Cuba y el ébola: ¿negocio o solidaridad? -
http://www.14ymedio.com/fuegoscruzados/Cuba-ebola-negocio-solidaridad_14_1657174268.html