jueves, 11 de abril de 2013

Estudio utiliza el Período Especial cubano para explicar los 'beneficios' de la dieta y el ejercicio físico

Salud

Estudio utiliza el Período Especial cubano para explicar los
'beneficios' de la dieta y el ejercicio físico
DDC | Madrid | 10 Abr 2013 - 4:27 pm.

El llamado Período Especial, la etapa económica más crítica que
recuerdan los cubanos desde la llegada al poder de los Castro, ha sido
utilizado por un grupo de científicos en un estudio sobre los
"beneficios" de la dieta y el ejercicio físico en las enfermedades
cardiovasculares y la diabetes.

El estudio ha sido publicado por el British Medical Journal. No tiene en
cuenta el surgimiento de otras enfermedades como consecuencia del
hambre, la alimentación deficiente y el estrés durante los años
siguientes a la desaparición de los subsidios soviéticos.

Según la investigación, durante los años del Periodo Especial (eufemismo
que utilizó el régimen de La Habana para nombrar la crisis) la población
cubana experimentó "una pérdida de peso moderada (de unos 5,5 kilos de
media)" y aumentó la práctica del ejercicio físico, informó el diario
español El País.

Eso se tradujo en un descenso importante de la mortalidad por
enfermedades coronarias y por diabetes, indicó el estudio, basado en
datos recogidos durante 30 años entre la población de Cuba, según el diario.

La investigación fue liderada por Manuel Franco, profesor en la
Universidad española de Alcalá y la Johns Hopkins (Estados Unidos), e
investigador en el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares
(CNIC) de España.

Participaron investigadores españoles, cubanos y estadounidenses,
quienes determinaron que entre 1991 y 1995 la población cubana aumentó
los niveles "de actividad física moderada".

El porcentaje de los que se declararon activos en esa etapa pasó del 30%
al 80%. Esto se debió principalmente a la drástica reducción del
transporte público, derivada de la falta de petróleo y de piezas de
repuesto.

Al mismo tiempo, señaló la investigación, la ingesta calórica per cápita
se redujo considerablemente, de 3.000 calorías diarias a 2.200, lo que
se tradujo en una pérdida de peso generalizada.

De acuerdo con El País, los datos mostraron que, una vez superada la
peor parte de la crisis, los cubanos volvieron a ganar peso, más del que
habían perdido: la media subió nueve kilos entre 1995 y 2010.

En 1996, cinco años después del inicio del adelgazamiento forzoso,
empezó a disminuir la mortalidad por diabetes. Esa tendencia se mantuvo
hasta 2002, cuando volvió a subir. En el caso de las enfermedades
coronarias, que se redujeron un 34% entre 1996 y 2002, las tasas de
mortalidad se estabilizaron posteriormente. Dejaron de descender, pero
no subieron.

Ni la "dieta" ni el ejercicio físico fueron elegidos voluntariamente por
los cubanos y en la Isla se recuerda actualmente la etapa con el temor
de que vuelva, sobre todo por la inestabilidad política en el nuevo
puntal financiero de La Habana, Caracas.

No obstante, Franco opinó que el caso del Período Especial cubano "un
ejemplo de libro de texto en la vida real".

El estudio ha demostrado que las estrategias de prevención no solo deben
aplicarse a la población de riesgo, sino al conjunto de los ciudadanos,
dijo.

Los datos con los que trabajaron los investigadores proceden de varias
fuentes. El consumo diario de energía lo proporcionó la FAO, la
actividad física salió de encuestas regionales y nacionales, etc., según
El País.

http://www.diariodecuba.com/cuba/1365604075_2703.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario