martes, 7 de mayo de 2013

Cuba ofrece médicos a Brasil a pesar de crisis de salud en la isla

Publicado el martes, 05.07.13

Cuba ofrece médicos a Brasil a pesar de crisis de salud en la isla
Juan Carlos Chavez
jcchavez@elnuevoherald.com

En una decisión que contrasta con la precaria situación del cuidado de
la salud en Cuba y los servicios de atención médica a su población, el
gobierno cubano está negociando un acuerdo de "cooperación" con las
autoridades de Brasil para despachar a ese país sudamericano al menos
6,000 médicos cubanos.

Los médicos serían destinados exclusivamente a cubrir y atender áreas
que carecen de atención profesional, según informaron el lunes el
canciller cubano Bruno Rodríguez, y su homólogo Antonio Patriota,
reunidos en Brasilia.

"Brasil está examinando la posibilidad de acoger un número de médicos
cubanos a través de conversaciones que involucran a la Organización
Panamericana de la Salud (OPS)", explicó Patriota. "Creo que se está
pensando algo en torno a 6,000 o poco más de 6,000 médicos, aún estamos
finalizando los entendimientos para que puedan desempeñar su actividad
profesional".

Brasil es la séptima economía mundial y tiene altos índices de empleo a
pesar de un crecimiento moderado en el último año. Pero desde hace un
tiempo estudia "importar" técnicos para suplir una falta de mano de obra
calificada, principalmente ingenieros y médicos. Brasil también es el
sexto socio comercial de Cuba, su primer suministrador de alimentos y
segundo receptor de medicamentos y vacunas. El comercio bilateral
alcanzó un récord de $662 millones en el 2012.

La visita del canciller cubano coincide con un viaje simultáneo a Cuba
del ministro de Comercio e Industria del Brasil, Fernando Pimentel.

"En todos los ámbitos las relaciones de Brasil con Cuba son
sobresalientes", agregó Rodríguez.

El creciente interés de Brasil y la oferta del gobierno cubano fueron
cuestionados dentro y fuera de la isla por expertos familiarizados con
el tema.

Fuentes de la disidencia y testimonios de empleados del sector de la
salud han dado cuenta sobre lo mal pagados que se encuentran los médicos
cubanos y la carencia de equipos, medicinas y suministros de primera mano.

Mercado paralelo

El actual escenario ha generado un mercado paralelo de atención médica.
Muchos deben pagar por debajo de la mesa a fin de acceder a un mejor
cuidado del que reciben del sistema público de salud, la única
alternativa legal en la isla.

Venezuela suministra más de dos terceras partes de todo el consumo
nacional de petróleo a Cuba, unos 96,000 barriles diarios, y miles de
millones en inversiones.

La isla paga su parte de la factura petrolera con el trabajo
sobrevalorado de más de 35,000 maestros, personal médico y otros que
trabajan en Venezuela. El resto se convierte en deuda a Venezuela,
estimada en más de $8,000 millones.

Julio César Alfonso, un médico de Miami que se mantiene en contacto con
sus colegas en la isla y dirige la organización Solidaridad sin
Fronteras (SSF) en el sur de la Florida, dijo que el anuncio del acuerdo
no solo revela la desesperación del gobierno cubano por conseguir
recursos y moneda fuerte, sino que manifiesta su total desentendimiento
con las necesidades de la sociedad civil.

"Hay una crisis interna de la salud en Cuba que aumenta todos los años y
que experimenta un deterioro constante. Sin embargo crece y se abren las
puertas a la exportación de médicos, algo totalmente contradictorio",
declaró Alfonso a El Nuevo Herald. "Es una prueba del poco interés del
gobierno de los Castro con el pueblo".

Estandares deficientes

El médico y disidente Darsi Ferrer criticó la transferencia de
profesionales de la salud al mismo tiempo que subrayó el hecho de que
muchos médicos no alcanzan los estándares requeridos.

"Es una operación que el castrismo está buscando desesperadamente para
conseguir dinero. Al final este tipo de acuerdo ni siquiera beneficiará
a Brasil debido a los cuestionamientos sobre el nivel de preparación
actual de los médicos cubanos", señaló Ferrer.

En el 2006 Ferrer fue marginado del ejercicio de la medicina por su
postura crítica y pedidos de oportunidades democráticas a favor de la
sociedad civil. A pesar de las limitaciones impuestas y el acoso de las
autoridades, Ferrer fue capaz de impulsar servicios de atención médica
independiente en repartos y zonas mayormente desatendidas.

Según estadísticas del gobierno cubano, unos 40,000 profesionales de la
isla, fundamentalmente médicos, prestan servicios en 69 países. La
exportación de servicios profesionales es considerada la mayor fuente de
divisas del país y deja a Cuba unos $6,000 millones anuales.

Santiago E. Márquez Frías, un médico de la ciudad de Manzanillo y
miembro de la ilegal Red Cubana de Comunicadores Comunitarios, radicada
en La Habana, calificó de "sorprendente" la posibilidad de enviar miles
de médicos cubanos fuera de la isla. Recordó que hace menos de un año
varios brotes de cólera y dengue, una enfermedad transmitida por
mosquitos, pusieron al descubierto una crisis galopante en el tema de la
salud.

"En Cuba hay dificultades en cuanto a la atención, incluso primaria",
dijo Márquez. "Las personas muchas veces no encuentran a los médicos o
tienen que esperar varios días para ser atendidos. Se quiere dar una
imagen falsa y de que todo está caminando perfectamente, cuando la
realidad es totalmente distinta".

http://www.elnuevoherald.com/2013/05/07/v-fullstory/1470817/cuba-ofrece-medicos-a-brasil-a.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario