lunes, 4 de noviembre de 2013

Lo inaceptable de la muerte

Lo inaceptable de la muerte
ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN EL VIERNES, 01 DE NOVIEMBRE DE 2013 05:39 LUNES, 04
DE NOVIEMBRE DE 2013 00:10 ESCRITO POR RAMÓN DÍAZ MARZO

Cuba actualidad, La Habana Vieja, La Habana, (PD) La muerte es
inaceptable aunque tengamos fe en una vida más allá de esta realidad.
Los que ven cómo sus familiares y amigos mueren sufren más que los que
inician el largo viaje.

Recientemente una conocida me dio la noticia del fallecimiento de su
madre. Me contó que a la autora de sus días la habían dejado morir en el
hospital "Calixto García". Le pregunté y dijo que falleció a la edad de
93 años, pero que si no hubiera sido por la mala atención del personal
médico y los enfermeros, su madre hubiese podido vivir unos 5 años más.

Le pregunté para saber cuáles eran sus pruebas de que en el hospital
"Calixto García" la habían dejado morir. Y esta es su declaración:

"A mi madre la tenían en terapia intermedia a consecuencia de una
embolia cerebral que le paralizó la mitad de su cuerpo. Yo era su única
hija y con una amiga mía nos turnábamos para cuidarla. Un mal día la
sacaron de terapia intermedia. Me dijeron que había mejorado, aunque la
parálisis era irreversible, que en cualquier momento le darían el alta y
podría llevármela para la casa. De inmediato protesté y les dije que yo
no tenía condiciones para cuidar a mi madre en la casa, pues era su
único familiar. El equipo médico que la atendía me dijo que ellos no
podían permitir que una cama del hospital continuara ocupada por una
paciente con la cual ya se había hecho todo lo humano y científicamente
posible, y que el hospital tenía escasez de camas.

"Yo sabía que donde mejor mi madre podía estar era en el hospital, y no
en la casa. De modo que protesté y por varias semanas más los médicos la
continuaron atendiendo. De todos modos, ya había comprado culeros
desechables y preparado las condiciones en mi casa para sacarla del
hospital. Pero un día, en un momento de descuido, salí de la sala por
unos minutos, y al regresar, veo el equipo de la morgue, estaban
envolviendo a mi madre en una sábana.
Le quité el estetoscopio a un enfermero. Ausculté a mi madre y todavía
tenía pulso. Comencé a gritar hasta que vino un médico. Y mi madre
estuvo varias semanas más en la sala.

"Finalmente un día la declararon paciente fallecido. Me ofrecieron el
estetoscopio y no le sentí más el pulso. Pero pienso que la enterraron
viva. Sospecho que en los hospitales, cuando las personas son tan
viejas, no les dan el tratamiento debido, porque consideran que son una
carga para el estado."

Mi opinión como periodista es que esta historia no tiene que ser
necesariamente cierta. Y que es muy probable que al ser su madre y su
única hija haya quedado con un pos trauma conocido como "confusión
mental". De cualquier modo, tampoco es descartable que estas cosas
puedan ocurrir en los hospitales y que haya técnicos medios en Medicina
que no haga su trabajo a cabalidad y de cuando en cuando ocurran estos
accidentes.

ramon597@correodecuba.cu

Source: "Lo inaceptable de la muerte | Cuba noticias
actualidad.Periodismo independiente." -
http://www.primaveradigital.org/primavera/section-blog/154-agaleria/9036-lo-inaceptable-de-la-muerte.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario