miércoles, 13 de noviembre de 2013

Un niño, de 11 años de edad, fallece por negligencia médica

Un niño, de 11 años de edad, fallece por negligencia médica
[12-11-2013]
Vladimir Turró Paez
Periodista Independiente

(www.miscelaneasdecuba.net).- Jordán Davia Figueroa Loren(foto)
falleció, este 6 de noviembre en el hospital pediátrico William Soler
en la Habana, tras sufrir 7 paros cardiacos.
El día 1ro de noviembre del presente año, Jordán fue llevado al hospital
Luis Díaz Soto (Naval), por su padre de crianza Lorenzo Negra Abreu,
quien es fuente de esta información, ya que el niño se quejaba de un
dolor en el tobillo izquierdo. En el centro de salud es atendido por el
doctor Javier Ortiz Duque, quien es especialista en ortopedia, el cual
le diagnostica un esguince, sin tan siquiera haberle tirado una placa
(rayos x) y le manda a inmovilizar el pie.

Al niño le continuaban los dolores y el pie se le estaba inflamando,
por lo que su papá lo regresa al hospital en la madrugada del día 2
noviembre y le pide al médico de favor que le realice una prueba de
rayos x, la cual muestra una fractura en el tobillo, por lo que le
vuelven a enyesar el pie y lo envían de regreso a la casa, indicándole
Dipirona para los dolores.

El mismo día 2, pero en la noche, vuelven al hospital porque el menor no
soportaba los dolores en el pie y se quejaba de que el yeso le apretaba
mucho, allí fue atendido por una pediatra, quien le indica una inyección
de Dipirona con Difenidramina para los dolores y no le revisa el pie.

El día 3 regresan al hospital, es atendido por el ortopédico Andrés
Reyes Rojas, detectándole que la inflamación había caminado hacia
arriba, llegando hasta la rodilla, éste le retira el yeso del pie y le
indica ponerse fomentos de agua fría, acompañado de la Prednisolona,
medicamento que funciona como antiinflamatorio.

El día 4 retornan al hospital, ya que la inflamación seguía caminando,
los dedos de los pies se le estaban oscureciendo y los dolores eran
infernales, nuevamente es atendido por una pediatra la cual, sin tan
siquiera mirarlo, le dice, despectivamente, al enfermero, que le
inyectara una Dipirona y le comunica al padre que se lo llevara para la
casa, que esos dolores eran normales.

Lorenzo se queja ante el jefe de turno, pero éste en vez de atender su
queja, lo que hace es remitirlo al hospital pediátrico Juan Manuel
Márquez, ubicado en el municipio Marianao. Al llegar al pediátrico es
visto por un especialista, el cual le asegura al padre que el yeso
estaba muy apretado y falta de guata, por lo que, sin retirárselo, le
agrega un poco de guata en el calcañal izquierdo y se lo afloja un poco,
enviándolo de vuelta a casa. Ese mismo día le salieron unas ronchas en
todo el cuerpo, a lo cual los médicos respondieron que era una
intoxicación, sin hacer un análisis más profundo.

Al amanecer del día 5, el niño padece de flojera, pérdida total del
apetito y mucho dolor en todos los huesos, por lo que es ingresado, en
terapia intensiva, del hospital Naval, donde comenzó la pesadilla.
Trataron de rehabilitarlo, ya que su pulso era débil, pero no lo
consiguieron, el niño cada vez se ponía peor, por lo que fue trasladado,
en una ambulancia especializada, al hospital pediátrico William Soler,
donde lo esperaba un equipo médico, quienes lo llevaron urgente a la
mesa de operaciones, para practicarle una cirugía en el pie, porque
tenía una vena obstruida, lo cual le impedía llegar la sangre al corazón.

La operación duró unas 3 horas y a pesar de que fue un éxito, el niño
continuaba en terapia intensiva, donde le suministraban antibióticos de
última generación, ya que estaba padeciendo de una infección que le
había llegado a los riñones, intestinos y pulmones y para más desgracia,
se le produce una neumotora, la cual le provoca 7 paros cardiacos, sin
que pudiera rebasar el último y fallece el día 6 a las 11:00 pm.

Source: "Un niño, de 11 años de edad, fallece por negligencia médica -
Misceláneas de Cuba" -
http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/52822e263a682e01b04c4381

No hay comentarios:

Publicar un comentario