sábado, 21 de diciembre de 2013

Hogares de ancianos en Cuba - pocos, pobres y mal atendidos

Hogares de ancianos en Cuba: pocos, pobres y mal atendidos
La población cubana de ancianos crece, al tiempo que se reducen los
centros para atenderlos y en los que están en funcionamiento las
condiciones son pésimas.
Adriel Reyes
diciembre 21, 2013

Natalia nació en 1950. Estudió, obtuvo su título en técnico medio en
Economía y aunque se casó no tuvo hijos. Trabajó por 43 años hasta que
se retiró. Hoy es viuda y desde hace un quinquenio se encuentra en la
lista de espera de un hogar de ancianos. Su casa, cansada por el tiempo,
le cae encima. Ella no tiene más familiares y a estas alturas le quedan
pocos amigos. Su historia es la de muchos.

Un estudio comparativo entre los resultados del Censo de Población y
Vivienda del 2002 y el 2012 y los Anuarios Estadísticos de Salud de esos
años revelan el incremento de los adultos mayores en Cuba y la
disminución de la capacidad de sus asilos y del número de cuidadores
sociales.

En la década comprendida entre el 2002 y el 2012 la población cubana
envejeció casi cuatro puntos porcentuales, superando los 2 millones 41
mil personas, mientras la capacidad de los asilos se redujo 10.5 por
ciento, o lo que es lo mismo, 773 plazas de menos. Las capacidades para
ancianos internos en los 127 hogares de este tipo que existen en toda la
isla se contrajeron de 8 mil 348 a 7 mil 453, según informaciones oficiales.

En este 2013 solo 1 de cada 274 ancianos tuvo la posibilidad de ser
recibido a tiempo completo en los llamados asilos y en calidad de
seminternos, 1 de cada 1579.

"Para que te admitan en un asilo o tienes que tener una palanca o tienes
que estar muy mal", declaró Juan Antonio, un anciano alcohólico de
Cienfuegos, rechazado por la comunidad y su propia familia, quien ya
lleva tiempo esperando ingresar en uno de estos centros.

Un informe del Ministerio de Salud Pública para la CEPAL devela que en
la isla los hogares de ancianos son para aquellos que se encuentran en
estado de necesidad o requieren de cuidados permanentes y carecen de
toda posibilidad de permanecer en la comunidad.

La demanda "va en aumento", reconoció a finales del 2013 el jefe del
Departamento de Adulto Mayor, Asistencia Social y Salud Mental del
MINSAP, Alberto Fernández.

De acuerdo con esta fuente, las solicitudes para ingresar a los hogares
de ancianos se estiman en más de 20 mil, aproximadamente tres veces la
capacidad actual.

Aunque hacia el interior de los hogares de ancianos atendidos por el
gobierno cubano existen salas para los encamados, "aun no hay
instituciones preparadas" para acoger a los que padezcan alguna
discapacidad, demencia senil o mal de Alzheimer, en la actualidad unos
130 mil casos, dijo.

Puertas adentro
La vida al interior de un hogar de ancianos en Cuba está determinada por
dos factores fundamentales: la entrada económica y el estado de salud y
movilidad de los ancianos.

"Quienes reciben una pensión mínima (de 200 pesos mensuales) casi no
pueden hacer nada más allá de comprarse sus medicinas o algún alimento
en la calle para reforzar la dieta", explica un paciente del hogar de
ancianos de San Germán, en Holguín.

"Al menos me puedo mover y así ayudo a otros", pero hay "quienes no
pueden ni comprarse un bocadito", alega. "Los jubilados son los que
mejor están", comparados con quienes reciben una pensión.

Otro interno consideró abusivo que se pasaran una semana "dándoles un
caldo con dos boniatos que los viejitos botaban y que tampoco tuvieran
"agua ni para bañarse", explicó.

A pesar de que organismos estatales y varias ONGs realizan donaciones
para estos centros, la habanera Lilian Ruiz denuncia que en ocasiones
los propios trabajadores "lo que hacen es traficar con las pocas cosas
que les llevan: las sábanas, los alimentos, el jabón…".

Un ex funcionario gubernamental, quien prefirió mantenerse en el
anonimato, asegura que estos centros reciben numerosos recursos de los
organismos estatales, incluyendo donaciones de medicamentos que
generalmente terminan en el mercado negro.

Los casos más críticos en los hogares de ancianos en Cuba son aquellos
que están postrados en una cama y les aparecen las escaras en la piel
debido a que se orinan y no los higienizan a tiempo o sencillamente
porque son muchos ancianos en una misma sala y no se les puede cambiar
constantemente de posición como se recomienda.

Es cierto que en el interior de un hogar de ancianos en Cuba se ofrecen
diversos servicios, entre ellos los de podología y consultas médicas de
varios tipos, sin embargo, la irregularidad y falta de insumos, afecta
la calidad de vida de los asilados.

Un estudio publicado en la Revista Cubana de Estomatología develó que la
principal causa de la pérdida dentaria de más del 53 por ciento de los
pacientes de en un hogar de ancianos en Santiago de Cuba resultaron ser
las caries.

La escasez de especialistas es otro aparte. El sistema sanitario de la
isla solo cuenta con 279 geriatras y gerontólogos, y 137 residentes en
formación de esa especialidad.

El huevo o la gallina
En el 2020 Cuba tendrá más ancianos que niños y será la población más
envejecida de América Latina. De continuar el actual ritmo de
envejecimiento, dentro de 20 años tres millones seiscientos mil cubanos
tendrán sesenta o más.

Para la socióloga Miriam Celaya la descapitalización de la sociedad
cubana es perceptible (solo labora el 51 por ciento de la población
mientras crece la emigración de los jóvenes) y es por eso que "cada vez
vemos a más viejitos vendiendo cosas en las calles o haciendo algo que
les reporte una ganancia económica porque no pueden vivir con sus
pensiones".

En el 2012, Gretell Hartman Romero, licenciada en Economía y profesora
del Departamento de Ciencias Económicas de la Universidad de Oriente,
calculó el costo de la vida de los ancianos basándose en los precios de
los alimentos, -incluyendo los de la libreta-, los medicamentos y los
productos de aseo. El resultado: el gasto total promedio de los
pensionados es de $403.20 pesos cubanos y el de los jubilados es de
$539.32 pesos cubanos. Entre sus encuestados, uno de cada tres
pensionados vive solo, de manera que su único ingreso es de 200 pesos.

La llamada "actualización del modelo económico cubano" impulsada por
Raúl Castro llevó a recortes sociales bajo la política de que los
familiares deben hacerse cargo de sus ancianos. La Asistencia Social a
Domicilio beneficia a 4416 ancianos con el servicio de 3544 trabajadores.

Además solicitar un cuidador a domicilio lleva una tortuosa tramitación:
"se propone al ministro de Trabajo y Seguridad Social por parte del jefe
del organismo u otra entidad nacional a la que pertenece el trabajador,
el jefe de la dirección nacional de una organización -política, de masas
o social-, el presidente del Consejo de la Administración Provincial o
del municipio especial Isla de la Juventud, o también puede ser el
director nacional de Seguridad Social", explica la Revista Bohemia.

Mercedes Pena, de San José de las Lajas, dejó su empleo para cuidar a su
madre encamada.

De la regla… la excepción
En la isla apenas existen nueve hogares de ancianos conducidos de manera
mixta entre Organizaciones No Gubernamentales y el Estado y su capacidad
es reducida: ocho vinculados directamente a la Iglesia Católica y uno a
la Gran Logia de Cuba.

Los hogares religiosos para personas de la tercera edad se ubican siete
en la capital y uno de nueva creación en Camagüey, el "Hogar del padre
Olallo". El Asilo Nacional Masónico también se localiza en La Habana. La
mayoría prefiere los hogares de ancianos supervisados por la Iglesia.

"El amor a Dios y la devoción de las distintas órdenes religiosas a
servir al prójimo hace que atiendan mejor a los ancianos. Además no se
roban las cosas y mantienen a los viejitos limpios todo el tiempo", es
lo más importante para la habanera Camila Sotolongo.

Las autoridades sanitarias cubanas anunciaron que en 2014 pondrán en
servicio -de forma experimental- Casas de Abuelos para personas con
discapacidad e incrementarán hasta el 2015 la capacidad de sus hogares
de ancianos.

Source: "Hogares de ancianos en Cuba: pocos, pobres y mal atendidos" -
http://www.martinoticias.com/content/hogares-de-ancianos-en-cuba/30403.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario