lunes, 23 de junio de 2014

No hay espacio, quédese usted afuera

No hay espacio, quédese usted afuera
Niegan asistencia médica a bebé porque sus padres no acataron una
ordenanza del hospital
lunes, junio 23, 2014 | Julio Cesar Álvarez

LA HABANA, Cuba – Doctores del cuerpo de guardia del Hospital Pediátrico
de Centro Habana negaron atención médica a Alejandro, un lactante de
tres meses, porque sus padres declinaron una disposición interna del
hospital.

Dicha disposición permitía a uno solo de los dos padres estar presente
en la consulta médica. Según la doctora y la enfermera de guardia, la
falta de espacio en consultas era la razón de dicha ordenanza.

Para el Dr. Mario Lorenzo Medina, vice director de asistencia médica del
Hospital Pediátrico de Centro Habana, el hacinamiento en las consultas
era el motivo por el cual solo podía entrar uno solo de los padres.

-Mis médicos no tienen espacio. Trabajan apretados-, aseguró el
directivo al padre del lactante.
Pero para ellos, Yanela Durán Noa, de 25 años y Augusto César San
Martín, colega de la prensa independiente, esta disposición viola los
derechos de ambos a estar presentes en la consulta médica de su hijo.

El directivo de dicho hospital afirmó amablemente que reconocía ese
derecho, pero que la disposición estaría vigente hasta que no mejoraran
las condiciones de espacio para sus médicos. En caso de que los padres
se negasen a cumplirla, se les negaría acceso a la consulta.

La doctora Giselle, del policlínico de Coco y Rabí, en el municipio de
10 de Octubre, es de la opinión que los derechos de ambos padres están
por encima de cualquier otra consideración, mucho más de una hipotética
falta de espacio.

-Además, el paciente siempre tiene la razón. No hay motivo
suficientemente poderoso para negarle la asistencia-, sentenció Giselle.
Para el padre, no solo es vergonzosa la ordenanza, sino también el trato
recibido por parte del personal médico y de enfermería del cuerpo de
guardia.

-Ni siquiera preguntaron por qué habíamos traído al niño a la consulta.
La doctora y la enfermera se negaron a atenderlo. Y cuando le pedí sus
nombres para quejarme, me dijeron en mala forma que yo no era policía-,
afirmaba Augusto César San Martín.

Los médicos cubanos viajan a lugares inhóspitos de otros países a
brindar atención médica en condiciones muy difíciles.

En esas "misiones" internacionales ofician consultas bajo lluvia, sol y
sereno. Lo hacen sin chistar ni emitir la más mínima queja. Ni las
serpientes son un obstáculo en su trabajo allende los mares.

Los padres aquí consideran que la falta de espacio como razón para no
permitir la entrada es ridícula pues, aunque esté vacía la consulta, la
disposición se mantiene.

Hace casi dos meses que los padres de Alejandro se quejaron en el
Ministerio de Salud Pública. Aún no han recibido respuesta.

Source: No hay espacio, quédese usted afuera | Cubanet -
http://www.cubanet.org/opiniones/no-hay-espacio-quedese-usted-afuera/

No hay comentarios:

Publicar un comentario