viernes, 19 de junio de 2015

Que se cojan también los hospitales

Que se cojan también los hospitales
junio 17, 2015 10:14 am

Cuba actualidad, El Cerro, La Habana, (PD) En septiembre de 2005 hube de
operarme por mínimo acceso en el hospital "Luis de la Puente Uceda", del
municipio capitalino Diez de Octubre debido al reflujo esofágico que
padecía.

Durante los tres años posteriores hube de mantener el control periódico
pos-operatorio por parte del cirujano que me operó, el Dr. Arnulfo.

En el año 2012, comencé nuevamente a sentirme mal. Acudí de inmediato al
hospital antes mencionado. Allí me enteré que los médicos que me habían
atendido, los doctores Díaz Canel y Arnulfo se habían ido del país. Me
informaron también que mi historia clínica se había perdido.

Ante esta situación y el desinterés mostrado por los que me atendieron,
decidí retirarme, no hacer más gestión y posponer el que me consultaran.

Para mis dolencias, continué tomando el medicamento Omeprazol.

En Marzo de 2013 visité a mis familiares en los Estados Unidos, y
después de regresar a Cuba, en junio, comencé a sentirme bastante mal,
nuevamente con el mismo padecimiento.

De inmediato comencé a realizar gestiones para remediar este mal que me
aqueja. Estas gestiones fueron en el Hospital Nacional, y en el Luis de
la Puente Uceda, pues algunas pruebas había que realizarlas en este último.

Después de todas las pruebas realizadas, se llegó a la conclusión de que
requería ser operado.
En junio de 2014, el Semanario Primavera Digital informó sobre mi
enfermedad y la situación que yo estaba confrontando.

A finales de diciembre de 2014, la Dra. Roxana, cirujana del hospital
"Luis de la Puente Uceda" hubo de presillar en un file archivo todo el
resultado de las distintas pruebas que me habían realizado y me informó
que a inicios del próximo año me ordenaría el chequeo correspondiente
para realizarme la operación quirúrgica. En febrero de 2015, me ordenó
el chequeo, el cual me realicé y en marzo le entregué los resultados en
consulta. Ese día, yo no tenía el carnet de identidad, pues el día
anterior me lo habían robado, por lo que en su lugar utilicé mi
pasaporte, pero la Dra. Roxana me dijo que debía sacar el carnet de
Identidad y llevarlo para fijar la fecha de la operación.

Desde el 3 de Abril de 2015 que llevé mi carnet de identidad, estoy
gestionando que se me diga cuando podré ver el anestesista y puedan
operarme. Pero me dan plazos y más plazos. Ya mi chequeo no sirve, pues
perdió vigencia y no me avisan para operarme. Son varias las veces que
he conversado con la Dra. Roxana y con su secretaria, pues me sigo
sintiendo muy mal, y siempre me dicen que tengo que esperar.

Considero que ellas no son responsables de lo que está ocurriendo, pero
todo lo veo muy raro.

Ya no espero más, que se cojan el hospital, como todo lo que se han
cogido desde el primero de enero de 1959.

El que más mandaba y aun creo que sigue mandando en Cuba, Fidel Castro,
el 13 de marzo de 1968, acabó de apropiarse, con la funesta Ofensiva
Revolucionaria, de todo lo que aún quedaba en manos particulares en
nuestro país, entre otras muchas cosas, los hospitales.

Mis padres, mis hermanos, yo y mis dos hijas mayores éramos socios de la
Quinta Dependientes de La Habana. Por $2.85, al mes y teníamos derecho
desde a una consulta hasta una operación con un trato excelente.

Hoy, en mi país, que ya parece que no es mío, el dueño supremo y su
régimen totalitario nos acabaron de esclavizar a los cubanos,
interviniéndolo todo para que tuviéramos que depender del Estado y así
nos tienen bajo su poder total, hasta para poder salvar la vida.

Tenía razón Primavera Digital en junio de 2014 cuando expresó sus
temores sobre mi caso.

Ya no me voy a operar. De este régimen no quiero nada. Que pase lo que
pase. Seguiré sintiéndome mal y si me tengo que morir, me muero y ya.

De este régimen lo único que se puede esperar es lo peor.

Hace algunos años, durante la Guerra Fría, alguien dijo que si se
desataba una Tercera Guerra Mundial, los que sobrevivieran iban a
envidiar a los muertos. Hoy digo que si Cuba no cambia, los cubanos que
sigan vivos van a envidiar la suerte de los que murieron.

¡Qué hipócrita ha sido y es la política del Estado cubano con los
médicos y el personal de la salud! ¡Curan a africanos, asiáticos,
americanos, pero los cubanos no les importan! ¡Para los cubanos es lo peor!

Para Cuba actualidad: rogeliot@nauta.cu
*Partido Liberales de Cuba

Source: Que se cojan también los hospitales | Primavera Digital -
http://primaveradigital.net/que-se-cojan-tambien-los-hospitales/

No hay comentarios:

Publicar un comentario