sábado, 11 de julio de 2015

Los hospitales de Holguín tiran residuos biológicos en el cementerio

Los hospitales de Holguín tiran residuos biológicos en el cementerio
ORLANDO PALMA Y FERNANDO DONATE, Holguín | Julio 11, 2015

Lápidas rotas, ataúdes abiertos al aire, tumbas ruinosas y, aquí y a
allá, carroñeros que devoran restos enterrados a ras del suelo. No es
ninguna escena de cine de terror, sino imágenes de un vídeo que expone
la grave situación del cementerio de Mayabe, en Holguín.

Difundida por la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) en 2014, la cinta fue
realizada por los periodistas Nairovis Zaldívar, Yainiel Diamela Escofet
y Rosaida Checa, y se ha distribuido a través del "paquete" ilegal que
circula profusamente en la provincia, sin que los medios oficiales se
hayan hecho eco.

Casi un año después, aún no se ha solucionado el problema, provocado por
que el Hospital General Universitario Vladimir Ilich Lenin, el Docente
Clínico Quirúrgico Lucía Íñiguez Landín y el Hospital Militar Provincial
entierran sus desechos en el lugar al tener sus crematorios sin
funcionar. Las críticas sobre el mal manejo de estos desechos biológicos
se han escuchado a varios niveles, pero las autoridades locales no han
tomado cartas en el asunto.

En el trabajo de investigación se ponen al descubierto los errores
cometidos por las instituciones hospitalarias al depositar restos de
cirugías, abortos, amputaciones y análisis sin las debidas precauciones.
Durante meses, quienes han visitado la tumba de algún pariente en el
cementerio han quedado sobrecogidos por las aves carroñeras y demás
animales que se servían de los residuos hospitalarios, apenas tapados
con un poco de tierra.

Ubicado a seis kilómetros de la ciudad, la necrópolis holguinera cuenta
con unos 500.000 metros cuadrados y es una de las más grandes del país.
Aunque no hay viviendas cercanas, en horas del mediodía el mal olor se
vuelve insoportable, especialmente en la zona al fondo del terreno,
donde los tres centros hospitalarios vierten sus residuos.

En El Blog de Medicina Cubana, el doctor Eloy A. González llama la
atención sobre el hecho de que "el manejo de los residuos hospitalarios,
sobre todo los desechos biológicos, son un problema de máxima prioridad
de los sistemas de Salud y de los organismos e instituciones encargados
del manejo y destino final de los mismos".

El médico señala que "no se puede andar por ahí en los cementerios
tirando los desechos biológicos, sin apenas enterrarlos y donde al poco
tiempo los perros callejeros y las aves carroñeras dan cuenta de partes
anatómicas que vienen de un hospital. ¿Es que ya no hay incineradores en
los hospitales en Cuba?", se pregunta. Su texto circula a través de los
correos electrónicos de varios profesionales de la salud con cuentas en
el servicio Infomed.

Especialistas consultados por este diario coinciden en que un primer
paso para solucionar el problema sería disminuir en lo posible los
desechos biológicos que generan los hospitales. Una vez reducidos, se
debe controlar rigurosamente su recolección, traslado y destino final.
Incumplir las medidas asociada con el tratamiento de estos residuos
puede representar un grave riesgo para la salud.

Con el escándalo destapado por el vídeo de la Unpacu, ahora los vertidos
son enterrados a mayor profundidad, aunque todavía sin tener en cuenta
todas las medidas estipuladas para su tratamiento. La edición ordinaria
de la Gaceta Oficial del 15 de febrero del año 1999 regula la
responsabilidad de "los titulares de las entidades que tienen a su cargo
instalaciones y áreas de liberación, cuyas operaciones generen desechos
biológicos peligrosos".

Para la legislación cubana, los residuos que contengan "agentes
biológicos, organismos y fragmentos de éstos con información genética,
que representen un peligro real o potencial para la salud humana y el
medio ambiente en general" deben ser evacuados de forma que "se
garantice la protección del medio ambiente y en particular de la
población y los trabajadores".

Al indagar sobre el tema en el Hospital General Universitario Vladimir
Ilich Lenin, los empleados rehúyen responder sobre las condiciones en
que los desechos del centro de salud terminan en el camposanto
holguinero. Sólo una empleada del área de laboratorios, que prefirió el
anonimato, aduce: "tenemos problemas de recursos, por ejemplo de bolsas
y depósitos correctos para colocar las muestras que ya procesamos".

Cuándo repararán el crematorio es una pregunta que tampoco encuentra
respuesta en la dirección del centro hospitalario, y mucho menos en su
administración. Sin embargo, el riesgo epidemiológico de los vertidos no
es el único motivo de preocupación para los holguineros que visitan el
cementerio. El uso de un área cargada de connotaciones funerarias como
vertedero biológico molesta también a muchos.

Lucía, de 72 años, visita con frecuencia el panteón familiar que se
ubica a pocos metros del lugar donde los hospitales entierran sus
residuos. "Es una falta de respeto que hagan esto, porque este es un
lugar sagrado para que los difuntos descansen en paz", se queja esta
señora, que aunque no ha visto el reportaje periodístico, asegura: "me
di cuenta que algo pasaba cuando venía y esto estaba lleno de auras
tiñosas".

La molestia principal, sin embargo, radica en que un asunto tan sensible
que abarca cuestiones éticas y epidemiológicas sigue sin ser tratado por
los medios oficiales de la provincia. "Parece que están esperando que
pase algo grave, que alguien se enferme o que haga una protesta por este
irrespeto, para sacarlo en la prensa", sentencia Lucía.

Source: Los hospitales de Holguín tiran residuos biológicos en el
cementerio -
http://www.14ymedio.com/nacional/crematorios-hospitales-Holguin-biologicos-cementerio_0_1813018692.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario