viernes, 11 de diciembre de 2015

Quién le quita los médicos al pueblo

Quién le quita los médicos al pueblo
LOURDES GÓMEZ | Santiago de Cuba | 11 Dic 2015 - 12:53 pm.

Rossana se dirigió al policlínico José Martí de Santiago de Cuba con una
remisión para el geriatra. En recepción, cuando trataba de programar un
turno, le informaron que en ese policlínico no se está brindando esa
consulta. Al preguntar qué hacer al respecto, le dijeron que tratara de
averiguar en otros policlínicos o con amigos, o fuera directamente al
hospital.

La falta de médicos especializados es uno de los problemas más
frecuentes a los que se enfrentan los ciudadanos. La obtención de un
turno puede tardar de uno a tres meses. Los especialistas deben rotar
por los diferentes policlínicos y el hospital, por ello en muchos casos
llegan tarde a sus consultas. Incluso en los cuerpos de guardia se dan
casos de que el paciente debe esperar porque los especialistas se
encuentran dando servicio en los salones del hospital.

La situación no es diferente en los consultorios. Creados en los años 80
para brindarles una atención directa al pueblo trabajador, su concepción
original de atención a 120 familias por cada médico ha sido duplicada, y
en algunas regiones hasta triplicada. La inestabilidad de los médicos
les hace imposible mantener el concepto de un tratamiento integral
familiar. Se han dado casos de consultorios por los que han pasado más
de 10 médicos en un año.

Todo ello es el resultado de las misiones en el extranjero. Es evidente
que para el Gobierno cubano y el personal sanitario es más importante
conservar este rentable servicio. Mantener los programas de salud en
Brasil o Venezuela es vital para los ingresos del Estado. Ello también
resulta satisfactorio para todo el personal de la salud que se inscribe
gustoso en estas misiones con el claro objetivo de mejorar sus ingresos.

Los pretextos altruistas alegados continuamente por los reportajes de
los noticiarios nacionales son una pantalla que nadie se cree.

La desfachatez es tal que incluso galenos recién graduados son enviados
a misiones, solo a los pocos días de tomar posesión del consultorio. Al
parecer, el ciclo de reposición en el exterior no es suficiente, siendo
lo más práctico afectar a los pacientes cubanos que deben conformarse
con un desfile de doctores, incapaces de dar seguimiento a los
atribulados enfermos.

La reciente medida gubernamental que restringe los viajes del personal
médico para proteger "el servicio médico a nuestro pueblo" es en
realidad otra manera de preservar el negocio sanitario. No se trata de
justificar la llamada fuga de cerebros, sino de poner en tela de juicio
las verdaderas razones de tan drástica vuelta atrás. Los médicos que se
van son menos de los que permanecen. El aumento de "la deserción" es lo
que pone nervioso al Gobierno, pues pueden fallarle los compromisos
contraídos.

Es una cuestión de números: si todos los médicos cubanos que se hayan en
las misiones estuvieran en Cuba, el servicio médico a la población
estaría en mejor estado.

Source: Quién le quita los médicos al pueblo | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1449769375_18738.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario