jueves, 14 de enero de 2016

Salud Pública en Cuba, ¿realidad o mito?

Salud Pública en Cuba, ¿realidad o mito?
Dr. Eduardo Herrera/ HABLEMOS PRESS.

LA HABANA.- Por la propaganda que recibe, muchos por el mundo creen que
el sistema de salud cubano es un modelo a seguir. La mayoría piensa que
los avances médicos en la isla están al nivel de los países más
desarrollados.

Mas la realidad es otra. La atención sanitaria que recibe una gran
parte de la población carece de la calidad requerida. En especial, esto
se debe a las precarias condiciones que tienen los centros de salud,
donde no pueden realizarse las modernas técnicas médicas.

En mi experiencia como médico especialista en cirugía del Hospital
Universitario "Calixto García", observo cómo la ausencia de equipos
afecta la calidad de la atención de los pacientes. Además, cuánto esta
carencia pone en riesgo sus vidas, mucho más allá de la gravedad que
puedan presentar cuando acuden al hospital.

He presenciado en Urgencias cómo desde hace meses a pacientes con
sangrado digestivo no se les puede realizar una endoscopia. Este es un
método con el cual se puede diagnosticar la causa del mal, e incluso se
puede tratar por esa vía con el menor riesgo. Utilizándolo, se evitaría
una intervención quirúrgica que podría ser de muy adverso pronóstico, de
acuerdo a la gravedad a la que llegan estos casos mal tratados.

El único endoscopio (equipo con el que se realiza la endoscopía)
existente en este hospital, con un gran flujo de pacientes, hace varios
meses que está roto, sin que se solucione el problema. Es inconcebible
que exista uno solo de estos equipos en el centro. Para colmo, no se
cuenta con una guardia de gastroenterología.

También observo operaciones quirúrgicas que se pudieran realizar por
cirugía mínimo-invasiva, como es ya práctica usual en muchas partes del
mundo. En cambio, en este hospital las intervenciones se ejecutan con
métodos anticuados, y a veces sin ni siquiera tener los recursos
necesarios para llevarlas a efecto.

Los pacientes, quienes en su mayoría desconocen de los tratamientos
actualizados, agradecen la atención recibida, sin saber que es su
derecho recibir la mejor atención y con el menor riesgo posible.

Según conocí por otros colegas que laboran en diferentes centros
hospitalarios, la mayoría de estos sufren una situación similar. Cada
día los trabajadores del ramo están más decepcionados de el sistema de
salud de un país que en por buen tiempo se autoproclamó "potencia médica".

Todo eso hace que los médicos trabajen con gran tensión. Es conocido que
cuando se complica un paciente, los galenos que los trataron corren
riesgo de ser procesados judicialmente. Así se pretende otorgar
satisfacción a los familiares de los enfermos lesionados, sin tener en
cuenta las carencias y las malas condiciones que tienen los médicos en
general para poder tratarlos adecuadamente.

Source: Boletín de noticias Hablemos Press - Misceláneas de Cuba -
http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/5696d8cc3a682e1798a7afee#.Vpe2AxUrLjY

No hay comentarios:

Publicar un comentario