viernes, 30 de julio de 2010

Los médicos dicen que la falta de atención en la cárcel pudo dañar la columna de Sigler

Los médicos dicen que la falta de atención en la cárcel pudo dañar la
columna de Sigler
Viernes 30 de Julio de 2010 09:36 Agencias
Los médicos que atienden al ex prisionero político cubano Ariel Sigler
en el Hospital Jackson Memorial, de Miami, dijeron este jueves que los
daños en su columna vertebral pueden derivarse de la falta de atención
médica durante su encarcelamiento, informó EFE.
Los doctores Alberto Ramos y Orlando Rodríguez informaron que lo han
sometido a exámenes preliminares desde que ingresó el miércoles a ese
centro médico.
"Ariel posiblemente tiene algún daño en la estructura columna-espinal y
un proceso de polineuropatía como se había dicho previamente", precisó
Ramos en una conferencia de prensa.
Rodríguez dijo que "la falta de atención médica lo pudo haber llevado a
un estado de deterioro físico".
Sigler, que llegó a Estados Unidos el miércoles y está parapléjico, será
sometido a más análisis para determinar qué otros padecimientos sufre
tras pasar siete años en las cárceles de la Isla sin recibir el
tratamiento médico adecuado.
Entre los primeros cuidados que ha recibido se incluye el suministro de
altas dosis de proteína para ayudarle a fortalecer los músculos.
"Es un cambio tan grande, es como salir de la oscuridad para la
claridad. Prácticamente entré a la vida", declaró Sigler, que este
jueves mostraba un mejor semblante que cuando llegó a Miami.
El disidente cubano, que sólo pesa 53 kilos, mostró sus delgadas piernas
a su llegada a Miami, como prueba de "hasta dónde llega la dictadura de
los hermanos (Fidel y Raúl Castro), hasta donde llevan estos asesinos a
un hombre", dijo.
En la rueda de prensa en el hosptal, Sigler informó que a su esposa,
Noelia Pedraza, ya se le otorgó una visa para que viaje a Estados
Unidos, pero está a la espera del permiso de salida que conceden las
autoridades cubanas.
"Mi esposa está haciendo todo lo posible para estar acá conmigo", dijo
el ex prisionero político.
Sigler, de 47 años y quien era boxeador aficionado, además de profesor
de educación física, fue excarcelado en junio pasado con una licencia
extrapenal por su precario estado de salud. Formaba parte del grupo de
75 disidentes enviados a prisión durante la ola represiva de 2003.
Junto a él fueron condenados sus hermanos Miguel y Guido. Este último
continúa en la cárcel en la Isla y estaría en el grupo de 52 presos
políticos que el régimen se ha comprometido a excarcelar ante la Iglesia
Católica y el gobierno de España.
Miguel fue excarcelado en 2005 y partió al exilio en Estados Unidos.
http://www.diariodecuba.net/cuba/81-cuba/2634-los-medicos-dicen-que-la-falta-de-atencion-en-la-carcel-pudo-danar-la-columna-de-sigler.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario