jueves, 18 de abril de 2013

El caso de Ángel un niño de cuatro años

El caso de Ángel un niño de cuatro años
[17-04-2013]
Ariadna Molina Barrios
Agencia Decoro

(www.miscelaneasdecuba.net).- Ángel es un niño de apenas 4 años de edad,
tiene pelo rubio y ojos verdes, quien lo ve correr detrás de una pelota
jugando con su papá, no se imagina por lo que ha tenido que pasar este
pequeño.

Ángel nació el 30 de abril del 2008, a los 24 días de nacido se le
detectó un tumor en el hígado, el cual le fue operado al mes y 9 días de
nacido, después de once horas que duró la operación, los cirujanos nos
dijeron que había ocurrido un accidente y que el pie derecho del niño se
había quemado, dijeron que iban a esperar 24 horas para volverlo a subir
al salón, y ver qué conducta tomaban, pasadas las 24 horas, lo llevaron
al salón y nos dijeron que había que amputar, "Fueron los peores
momentos de mi vida"-comentó la madre de Ángel- "nos negamos hasta que
el doctor Villamil, nos dijo que si no se amputaba el niño no llegaría
con vida al otro día.

Entonces dejé de dudarlo, yo quería a mi hijo como estuviera". Pasados 7
días lo volvieron a llevar al salón para hacerle una colostomía, pues se
le habían perforado los intestinos, la cual le fue llevada a su lugar 11
meses después. Después de largos meses en el hospital, le dieron el alta
al pequeño, explicándole a los padres que todo el material para la
colostomía (algodón gasa y esparadrapo), se lo darían en su área de
salud, además que tenía que llamar a la ambulancia para acudir a las
consultas de seguimiento en el hospital.

La realidad estaba bien lejos, nunca le dieron material para la
colostomía, alegando que no había, y la ambulancia se la negaron. A
Ángel con sus padres lo han votado de centros de salud, le han negado
servicios médicos y le han puesto tratamientos que no se corresponden
con su enfermedad.

Hoy Ángel es un pequeño alegre, juega y se relaciona con los demás
niños, no tiene complejos de usar prótesis, no siente pena de enseñarla
a cualquiera.

Este no es un caso aislado, problemas similares a éste, se ven a diario
en los hospitales, los médicos no trabajan por el mejoramiento de la
salud de las personas, solo piensan en la posibilidad de una misión para
mejorar su nivel de vida, poco les importa salvar vidas, y cuando por
casualidad se salvan, como en el caso de Ángel, no miden las secuelas
que les puedan dejar, muchas veces para toda la vida.

No soy paranoica, pero no dejo de tener presente que los padres de Ángel
son miembros activistas de los Derechos Humanos, opositores al régimen
de los Castro, y que los simpatizantes de esta tiranía se valen de
cualquier medio para hacer sufrir a los opositores, aunque esto implique
tomar represarías con los más pequeños.

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=39110

No hay comentarios:

Publicar un comentario