jueves, 24 de octubre de 2013

Cuba, perecer de "Potencia Médica Aguda"

Cuba, perecer de "Potencia Médica Aguda"
[24-10-2013]
Héctor Julio Cedeño Negrín
Periodista Independiente

(www.miscelaneasdecuba.net).- El paciente Ciro Roger Muñoz Téllez, salvó
la vida sobreviviendo a la caída de parte del techo de la habitación, en
la que se encontraba ingresado. El hecho ocurrió el sábado 12 de octubre
de 2013 a las doce y un minuto de la noche, en el hospital Clínico
Quirúrgico de 10 de Octubre, conocido también como la Quinta de
Dependientes.
Parte de los escombros del derrumbe cayeron sobre la cabeza del
paciente, provocándole heridas y la fractura del cráneo. El derrumbe
previamente había roto el falso techo del inmueble lo que
presumiblemente quito impulso a los escombros.

De no haber existido esta circunstancia, probablemente los escombros le
habría destrozado el cráneo y provocado la muerte. En el momento del
accidente el paciente se encontraba dormido y fue rescatado por la
rápida intervención de sus familiares.

El hecho aconteció en la sala de cirugía, situada en el tercer piso del
Pabellón "García Tuñón", de la mencionada instalación hospitalaria. Este
hospital se encuentra ubicado en la Calzada del 10 de Octubre y la Calle
de Agua dulce, en el municipio Cerro de la Ciudad de la Habana.

Muñoz Téllez se encontraba convaleciente de una colostomía, que le fue
practicada en su región abdominal, provocada por una fístula aparecida
en el intestino. El paciente, quien ese mismo día cumplía un mes de
ingresado, había sido operado por segunda ocasión, con el objetivo de
restablecer la función intestinal. Lo que finalmente fracasó.

Al decir de Roberto Muñoz Luque, hijo del enfermo y de Marlén Trujillo
Rodríguez, miembro también de la familia; "afortunadamente los escombros
no cayeron sobre el abdomen del convaleciente, lo que hubiera agravado
su situación médica".

Otra de las testigos del hecho que se encontraba en el lugar a la hora
del derrumbe, fue Lázara Mitjans Cruz, quien acompañaba a una amiga,
convaleciente por una delicada operación en la sala de mujeres, que se
encuentra contigua al lugar del accidente.

Al decir de Lázara; "sentí un gran estruendo y pensé que se derrumbaba
el edificio. El susto fue tal que después de varias horas, aún me siento
nerviosa y con la presión alterada".

La amiga de Lázara, con una operación delicada desde hacía solo unas
horas, decidió abandonar la instalación hospitalaria y realizar la
convalecencia en su propia casa, mucho más segura que el hospital y al
cuidado de su familia, ante el temor de que pueda ocurrir otro derrumbe
en la derruida instalación hospitalaria.

Se conoció igualmente que en la sala mencionada, solo ponen el agua una
vez al día y no tienen condiciones para almacenarla. El paciente operado
y con la colostomía practicada, necesita agua abundante para ser aseado.
Esta situación atestigua la falta de higiene, que puede provocar
infección y estimular el mal olor.

La propaganda de los gobernantes cubanos, sobre las magníficas
condiciones de la medicina cubana y las condiciones de los hospitales en
el país, son notoriamente falsas. Este hecho es una prueba más de las
pésimas condiciones en las que se encuentran los hospitales cubanos y la
medicina en general.

A decir de un trabajador de mantenimiento; "es muy penoso lo ocurrido,
pero a nosotros no nos entregan, ni los recursos, ni los materiales
necesarios, para encarar adecuadamente la reparación del hospital".

Los gobernantes cubanos, utilizan a los profesionales de la salud y a la
falsa fama de la medicina cubana, para alquilar, médicos, enfermeras y
técnicos médicos de diversas especialidades, como mano de obra esclava y
obtener abundantes recursos, por su arrendamiento.

Quienes pagan por esos profesionales, son los gobiernos izquierdistas,
que utilizan la mala salud de sus pueblos, para eternizarse en el poder.
Prefieren pagar a los médicos de tercera categoría, que gradúan las
Universidades cubanas, que graduar buenos médicos, en sus propias
Universidades.

Los profesionales cubanos acostumbrados a recibir salarios de miseria en
Cuba, aceptan trabajar casi como esclavos en otras naciones o recibir
unas pocas migajas, que representarían un poco más que los alimentos que
se comen y las ropas que les viste. De todos modos, es muchísimo más,
que lo que reciben en Cuba. Mientras ahorran hasta el hambre, para traer
algunos centavos a su regreso a la patria.

Laboran en lugares inhóspitos y a cualquier riesgo, donde no trabajarían
ni los nacionales de esos países, aunque les pagasen salarios
millonarios. Ahora vemos como los profesionales cubanos de la salud,
importaron el cólera desde Haití. Los profesionales cubanos, porque a
Manzanillo no van los haitianos, que estudian en Cuba.

Otra barbaridad que cometen los gobernantes cubanos, es limitar el nivel
profesional de los médicos cubanos, para evitar que puedan desertar y
ejercer en otras naciones. Las Universidades cubanas, limitan ex profeso
el nivel profesional y académico de los egresados, lo que les impide
convalidar sus títulos en otras naciones.

Los médicos cubanos, utilizados como mano de obra esclava en otras
naciones, pueden ejercer su profesión por convenios políticos entre el
gobierno de Cuba y el de los países que los acogen. Es el gobierno
cubano quien respalda el diploma y no el médico que ejerce la profesión.
Un fenómeno poco estudiado.

Sin embargo, los millones de dólares de ganancia neta que obtienen los
gobernantes cubanos con esos contratos leoninos, no son utilizados en
mejorar el sistema de salud de Cuba, ni las instalaciones hospitalarias
de la nación.

Así vemos como se derrumban los hospitales cubanos, incluido el
"Hermanos Ameijeiras", que se encuentra igualmente, en pésimas condiciones.

Paso algunas fotos del caso y de dos instalaciones hospitalarias, La
Quinta de Dependientes y La Benéfica. La resolución de varias fotos es
mala, debido a que varias de ellas, fueron tomadas con un teléfono celular.

Source: "Cuba, perecer de 'Potencia Médica Aguda' - Misceláneas de Cuba"
-
http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/5268eb7d3a682e08e412f250

No hay comentarios:

Publicar un comentario