miércoles, 4 de febrero de 2015

Las sombras de Maternidad de Línea

Las sombras de Maternidad de Línea
ORLANDO DELGADO | La Habana | 4 Feb 2015 - 9:29 am.

El hospital materno, en lentas labores de reforma, no da servicios de parto.

Una de las tantas joyas arquitectónicas que posee el Vedado capitalino
es el Hospital Materno-Infantil América Arias, de estilo art decó
renacentista, el cual ocupa toda una manzana en la intersección de Línea
y G, dos céntricas avenidas de la ciudad.

El hospital tiene más de 80 años de existencia. Sin embargo, su panorama
actual dista mucho de ser óptimo. A pesar de que el deterioro era ya
evidente cuando cumplió sus ocho décadas, en 2010, la prensa oficial fue
muy hábil en ocultar los problemas constructivos, la falta de higiene de
sus sanitarios y la mala alimentación que recibían las gestantes; solo
resaltó los logros en mortalidad infantil del centro hospitalario bajo
títulos tan pomposos como "Ochenta años dando luz".

Maternidad de Línea, como popularmente es conocida la clínica, pedía a
gritos una reparación capital que las autoridades postergaron una y otra
vez, hasta que finalmente comenzó a ejecutarse hace solo dos años. El
hospital presenta grandes filtraciones en los techos superiores debido a
la antigüedad de su construcción, lo cual ha provocado el cierre total
de muchas de sus salas y la imposibilidad de las embarazadas de poder
tener en el centro a sus bebés. Esto ha conllevado una sobrecarga para
los hospitales materno-infantiles más cercanos, como el Ramón Gonzalez
Coro (antiguo Sagrado Corazón), ubicado en 21 y 4, en el Vedado, o Hijas
de Galicia, en Luyanó.

Dado al amplio grupo poblacional que atiende el Maternidad de Línea, que
abarca municipios tan densamente poblados como Plaza de la Revolución,
Habana Vieja y Centro Habana, el centro no puede darse el lujo de cerrar
totalmente para ser reparado de manera capital.

Ahora, junto a la brigada constructiva de la empresa EMPROI II encargada
de las lentas labores de restauración, los médicos y especialistas del
hospital, confinados a unas pocas salas en el primer piso, dan servicios
de neonatología, legrado y operaciones de fibroma, entre otros, por lo
cual tanto pacientes como personal médico deben convivir con la suciedad
y el polvo de las labores constructivas. A todo ello se une la pobre
iluminación de su sala de espera y su bulla permanente, la cual se
asemeja más a una feria de productos agropecuarios que a un hospital
materno.

Una patóloga del hospital señala la perenne falta de recursos, en
especial el laboratorio donde trabaja con antiguos microscopios
japoneses y sin material reciclable, del que solo posee los más
necesario y perentorio. Junto a ello, resalta la ineficiencia de las
brigadas constructoras, las cuales ha habido que sustituir por su mal
trabajo. "Ahora la dirección del Centro tiene proyectado contratar para
las labores de restauración el servicio de cuentapropistas, pues los
obreros de las brigadas estatales, en muchas ocasiones, se roban los
materiales de construcción para revenderlos", explica.

Otra trabajadora del hospital señala que piensan habilitar una segunda
sala de atención para el mes de septiembre, pero la reapertura total del
centro demorará al menos dos años más.

Este reportero pudo constatar la lentitud de las labores de
restauración: en un recorrido por los tres pisos del materno en días
aleatorios, apenas se vieron obreros trabajando; los ruidos normales de
todo obra en reparación están totalmente ausentes. El piso tercero y
último del hospital está totalmente clausurado y no es visible brigada
constructiva alguna.

Aunque no es el único hospital de La Habana en malas condiciones, el
Maternidad de Línea sí es en la actualidad uno de los más maltratados
por el paso del tiempo y la desidia oficial. Urge acelerar su plena
restauración para que las gestantes capitalinas puedan tener sus bebés
en las mejores condiciones posibles y que el otrora América Arias
recupere su esplendor perdido.

Source: Las sombras de Maternidad de Línea | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1422872677_12656.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario